Líderes del G7 acordarán una histórica Declaración de Salud Global

El Reino Unido establecerá un nuevo centro para desarrollar vacunas para prevenir la propagación de enfermedades zoonóticas de animales a humanos. La Declaración de Carbis Bay sobre salud se compromete a tomar medidas para garantizar que nunca se repita la devastación global causada por el coronavirus.

0
385

Cuando se reúnan -este sábado- en Cornwall (Reino Unido) los líderes del G7 se comprometerán a utilizar todos sus recursos para evitar que vuelva a ocurrir una pandemia.

Se espera que las principales democracias del mundo acuerden la “Declaración de Carbis Bay”, una declaración histórica que establece una serie de compromisos concretos para evitar que se repita la devastación humana y económica causada por el coronavirus.
A las discusiones sobre salud global que sostendrán los mandatarios, se unirán hoy en la Cumbre del G7 en Carbis Bay, Cornwall, sus homólogos de Corea del Sur, Sudáfrica, Australia e India, y el Secretario General de la ONU, junto con otros líderes de organizaciones internacionales, reconociendo la necesidad de abordar las raíces de la pandemia de coronavirus a un nivel verdaderamente global.


Recibirán una presentación de Sir Patrick Vallance y Melinda French Gates sobre el trabajo de Alianza para la Preparación ante Pandemias, un grupo de expertos internacionales provenientes del sector privado, el gobierno y las instituciones científicas, establecido por el Reino Unido a principios de este año para asesorar al G7 sobre cómo prevenir, detectar y responder a futuras pandemias.

El Reino Unido establecerá un nuevo centro para desarrollar vacunas para prevenir la propagación de enfermedades zoonóticas de animales a humanos.


Hoy, la Alianza para la Preparación ante Pandemias publicará un informe independiente, la “Misión de 100 días para responder a futuras amenazas de pandemias”, que contiene recomendaciones prácticas sobre cómo los gobiernos y otros pueden responder rápidamente a cualquier brote futuro. Los primeros 100 días después de la identificación de una amenaza epidémica son cruciales para cambiar su curso e, idealmente, evitar que se convierta en una pandemia.


La declaración de Carbis Bay incorporará las recomendaciones de este informe y establecerá los demás pasos que tomarán los países del G7 para prevenir una pandemia futura. Estos incluyen reducir drásticamente el tiempo necesario para desarrollar y autorizar vacunas, tratamientos y diagnósticos para cualquier enfermedad futura a menos de 100 días, un compromiso para reforzar las redes de vigilancia global y la capacidad de secuenciación genómica, y apoyo para reformar y fortalecer la Organización Mundial de la Salud.


El 75% de las nuevas enfermedades humanas se originan en animales y estas enfermedades están surgiendo a un ritmo creciente. El control de las enfermedades zoonóticas es un elemento clave del Plan de 5 puntos del Primer Ministro para prevenir futuras pandemias establecido en la ONU el año pasado, el primer plan articulado por un líder del G7 sobre preparación para pandemias. Para detener las nuevas enfermedades transmitidas por animales antes de que pongan a las personas en riesgo, el Reino Unido establecerá un Centro de Innovación y Fabricación de Vacunas para Animales en el Instituto Pirbright, en Surrey.


El Centro se basará en la experiencia líder global de Pirbright para acelerar la entrega de vacunas para las enfermedades del ganado. Estas enfermedades representan un riesgo para las personas si mutan para convertirse en transmisibles a los humanos y pueden devastar la agricultura, tanto en el Reino Unido como internacionalmente. El Centro evaluará rápidamente nuevas tecnologías prometedoras en el campo, y desarrollará y probará nuevas vacunas para enfermedades emergentes.


El Reino Unido ha liderado la lucha contra el Covid-19 a través de nuestro apoyo al desarrollo de la vacuna Oxford-AstraZeneca y tiene una larga historia de liderazgo en la investigación de vacunas. La viruela y la peste bovina, las dos primeras enfermedades de la historia en ser totalmente erradicadas, fueron erradicadas con vacunas desarrolladas por científicos británicos.

El Reino Unido ha contribuido con £10 millones de fondos para el Centro, lo que establecerá al Reino Unido como líder mundial en el campo de rápido crecimiento de la capacidad de desarrollo de nuevas vacunas para ganado. La Fundación Bill y Melinda Gates proporcionará 14,5 millones de libras esterlinas para establecer el Centro, basándose en sus inversiones actuales en vacunas para el ganado y enfermedades zoonóticas en el Instituto Pirbright.


Esto sigue al anuncio del Primer Ministro el mes pasado de que el Reino Unido había lanzado planes para un “radar pandémico” global con el fin de identificar variantes emergentes de Covid-19 y rastrear nuevas enfermedades en todo el mundo. Hoy pedirá el apoyo del G7 para el radar pandémico global, que protegerá los programas de vacunas nacionales contra nuevas variantes resistentes a las vacunas al identificarlas temprano y antes de que puedan propagarse.


El G7 se encuentra en una posición privilegiada para liderar los esfuerzos globales en la prevención de una pandemia: el grupo alberga dos tercios del mercado farmacéutico mundial y las cuatro vacunas contra el coronavirus autorizadas para su uso en el Reino Unido se desarrollaron en las naciones del G7 (Reino Unido, EE. UU. y Alemania).

El Primer Ministro, Boris Johnson, afirmó: “En el último año, el mundo ha desarrollado varias vacunas eficaces contra el coronavirus, las ha autorizado y fabricado con rapidez y ahora las está poniendo en los brazos de las personas que las necesitan”.


“Pero para derrotar verdaderamente al coronavirus y recuperarnos, debemos evitar que una pandemia como esta vuelva a suceder. Eso significa aprender lecciones de los últimos 18 meses y hacerlo de manera diferente la próxima vez”.
“Me enorgullece que, por primera vez hoy, las principales democracias del mundo se hayan unido para asegurarse de que nunca más nos encuentren desprevenidos”.

La declaración de Carbis Bay será acordada por los líderes hoy y publicada mañana junto con el Comunicado de la Cumbre del G7. Se basa en las medidas adoptadas por otros para fortalecer la preparación para una pandemia este año, incluidas las recomendaciones recientes del Panel Independiente de Preparación y Respuesta. El Reino Unido también está apoyando el trabajo en la Organización Mundial de la Salud sobre un Tratado Pandémico para aumentar los esfuerzos globales con el fin de prevenir futuras pandemias.

El Dr. Tedros Adhanom, Director General de la Organización Mundial de la Salud, dijo: “Acogemos la Declaración de Salud de Carbis Bay, particularmente ahora que el mundo comienza a recuperarse y reconstruirse de la pandemia de Covid-19. Juntos debemos aprovechar la importante respuesta científica y colaborativa a la pandemia de Covid-19 y encontrar soluciones comunes para abordar muchos de las brechas identificadas. Con este fin, la OMS acoge y llevará adelante la propuesta del Reino Unido para un radar pandémico global. Como comentamos, el mundo necesita un sistema de vigilancia global más fuerte para detectar nuevos riesgos de epidemias y pandemias”.

El profesor Bryan Charleston, director y director ejecutivo de Pirbright dijo: “Existe una necesidad global insatisfecha de acelerar el desarrollo de vacunas de laboratorio para proporcionar productos efectivos para que los ganaderos controlen las enfermedades en sus animales. La prevención de enfermedades mediante la vacunación ayudará a asegurar el suministro de alimentos y, por lo tanto, mejorará la salud y el bienestar humanos.


“La importancia de este centro ha sido reconocida por el Consejo de Investigación de Biotecnología y Ciencias Biológicas de la organización británica para Investigación e Innovación, la Cancillería británica y la Fundación Bill y Melinda Gates, quienes han trabajado en conjunto para desarrollar un plan para establecer esta nueva instalación que también cumplirá un rol clave en el control de las enfermedades zoonóticas “.

Rodger Voorhies, presidente de crecimiento global y oportunidades de la Fundación Bill y Melinda Gates dijo: “Vemos esta asociación como una oportunidad emocionante para aprovechar la excelencia científica británica para salvaguardar los medios de vida de los agricultores en las comunidades pobres y marginadas de todo el mundo, al tiempo que protegemos a las personas de todo el mundo del creciente riesgo que representan las enfermedades zoonóticas”.

La profesora Melanie Welham, presidenta ejecutiva del Consejo de Investigación de Biotecnología y Ciencias Biológicas (CIBCB), cofinanciadora del proyecto del Centro de Innovación y Vacunas para Animales del Reino Unido, dijo: “En el último año, más que nunca, hemos reconocido la importancia global de la investigación de vacunas y cómo el Reino Unido juega un papel de liderazgo. Ahora, podemos aprovechar la oportunidad de unir la experiencia del Reino Unido con un esfuerzo internacional en el campo de las vacunas veterinarias. La nueva instalación, que será cofinanciada por el CIBCB, en el Instituto Pirbright de renombre mundial, será un escudo y una espada contra las enfermedades animales que pueden devastar la agricultura e infectar a las poblaciones humanas”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí