El teletrabajo por qué no es tan bueno para tu carrera

0
281

El home office se convirtió en una práctica sumamente común luego de que la pandemia por el coronavirus hiciera que el trabajo en oficina fuera un riesgo de contagio. Y aunque, por un lado, trabajar desde casa tiene varias ventajas, también es cierto que tiene algunas otras desventajas que podrían afectar el futuro del panorama laboral.

De hecho, algunas empresas como Facebook ya advirtieron sobre los cambios que las compañías podrían comenzar a experimentar en unos años debido al trabajo remoto. De acuerdo con Gareth Lambe, líder de Facebook en Irlanda, esto tiene que ver con la contratación de personal a nivel local. Por ejemplo, Facebook en Irlanda es una de las empresas que otorga mayor oferta de trabajo en el país, pero con el trabajo remoto, su lista de empleados puede ampliarse a muchos otros países, haciendo que la competencia para la gente local sea cada vez mayor.

Sin embargo, esto no significa que todas las compañías vayan a operar bajo la misma ideología. Quizá para algunas empresas todavía sea importante que su personal radique en la misma ciudad en donde están (o al menos estaban) las oficinas. Y es que en algunos casos todavía hay que acudir de manera presencial a algunas reuniones o, en el caso de medios de comunicación, por ejemplo, es importante que la persona en cuestión pueda cubrir algún evento de ser necesario. Así que incluso las empresas que ya anunciaron un modelo de home office permanente pueden seguir pidiendo a sus trabajadores que acudan de manera presencial de vez en cuando, y en estos casos será muy complicado tener mucho personal que se encuentre en otros países.

Compañías como Twitter han anunciado home office permanente para algunos empleados

Además, es importante tomar en cuenta que otros países tienen un horario diferente, lo cual también podría dificultar la comunicación inmediata o la resolución de emergencias. Así que no temas, este caso no será igual para todos. No obstante, es importante tomarlo en cuenta al momento de buscar trabajo. Suena un poco rudo competir con personas de otros países, aunque, ¿qué pasa si más bien lo aprovechas como una oportunidad para aplicar a trabajos en otros lugares del mundo? Después de todo, ahora puede ser más probable que te den un puesto en alguna compañía de otro país si el trabajo es remoto…

Otro dato que no te hará muy feliz, será saber que algunos expertos, como la revista Small Biz Genius aseguran que el home office reduce la tasa de rotación de los empleados. Es decir, la gente renuncia con menos frecuencia y también son menos los casos de despido. Esto quizá se debe a que hay menos personas mudándose y teniendo que dejar el empleo o que hay menos gente que debe renunciar cuando tienen alguna dificultad para transportarse a sus oficinas. ¿El lado bueno? Que una vez que estás contratado en una empresa, parece ser más sencillo conservar tu trabajo.

Otro tema bastante complicado es el de los salarios. Muchas empresas están aprovechando el trabajo remoto para crear esquemas de medio tiempo, por ejemplo, en donde el salario no sea tan sustancial como lo sería en un tiempo completo en oficina. Además, muchos trabajos aprovechan para dejar de ofrecer otras prestaciones e incluso seguro médico. El esquema freelance, muy común en el home office, puede tener esa desventaja. Sin embargo, poco a poco se han ido anunciando regulaciones y leyes para que el trabajo desde casa también implique cierta protección por parte de los jefes. Sobre todo porque las oficinas se ahorran dinero cuando no tienen que pagar renta, luz y demás servicios que antes debían cubrir al tener una oficina repleta de personas.

Dejar las oficinas representa menos gastos para los empleadores

Todos estos cambios son bastante nuevos para las personas jóvenes y también para las mayores. Sin duda, desde que comenzó la pandemia por coronavirus hemos tenido que adaptarnos de manera constante a los cambios. Por eso, esto es un camino que hay que recorrer y aprender de los errores. Por ejemplo, Apple intentó que sus empleados volvieran a trabajar a las oficinas, pero muchos de ellos se negaron y terminaron por orillar a la empresa a instaurar el home office. Así que no hay que desesperarse, sino ver el lado bueno de estos cambios y buscar mejores oportunidades para nuestro futuro, incluso si es en lugares donde nunca nos imaginamos.

Fuente: GQ

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí