Narváez da a conocer su programa “para unir, para cuidar, y para avanzar con Chile”

El programa de la abanderada PS también contempla recuperación de 900 mil empleos, la construcción de viviendas, un sistema de salud universal, derecho a educación pública gratuita, un nuevo pacto tributario y un nuevo sistema policial al servicio de la ciudadanía y la protección de sus derechos básicos.

0
399

Un Plan Urgente de Recuperación para abordar la pandemia y la post pandemia, un nuevo modelo de desarrollo reemplazando el Estado neoliberal y subsidiario por un Estado social de derechos; reducir el costo de la vida de las familias, bajando el pago de los servicios básicos; y establecer un Ingreso Básico Universal con perspectiva de género e infancia son cuatro de las 40 principales medidas del programa presentado este miércoles por la candidata presidencial del PS-PPD-PL-NT, Paula Narváez.

La reparación es un eje fundamental del programa, por lo que es necesario un urgente plan de recuperación de 900 mil empleos; un plan de construcción de viviendas, social y ambientalmente sostenibles; asegurar un buen vivir en cada barrio, ciudad y territorio de Chile; la creación de un Sistema Universal de Salud con fuerte impulso a la atención primaria; Salud Mental como prioridad de atención; Derecho a la Educación Pública, gratuita y de calidad desde parvularia a superior, son algunas de las principales medidas del plan gubernamental de Narváez.

La postulante presidencial propone un nuevo Pacto Tributario con el objetivo de financiar derechos sociales, en el entendido de que los que más tienen, más aportan. La propuesta busca recaudar entre 5 y 6 puntos del PIB enfrentando la elusión y evasión, eliminando exenciones, estableciendo impuestos a los más ricos, royalty, impuestos verdes e impuestos saludables.

Narváez presentó su programa en la Plaza Las Palmeras de Renca, en compañía de su alcalde, Claudio Castro, actividad seguida por cientos de partidarios en formas telemática.

En la ocasión, Narváez aprovechó de reiterar su compromiso, indicando que “nuestro gobierno será de vocación municipalista, regionalista y descentralizadora”.

En ese sentido, el plan aboga por una descentralización real, poniendo fin a los delegados regionales presidenciales e impulsando transferencia de competencias e internacionalización de las regiones.

De igual manera, se plantea el “Buen vivir en el Chile rural”, una Política Integral de Desarrollo que permita reducir las brechas de calidad de vida entre el mundo rural y urbano.

De las casi 400 medidas que se comprometen en las bases programáticas presentadas, se seleccionaron 40 de ellas, que serán las más urgentes y transformadoras, en un claro homenaje a las primeras 40 medidas del gobierno de la Unidad Popular, el programa del Presidente Salvador Allende.

No más AFP, y un mismo sistema de seguridad social para todos y todas, que garantice pensiones dignas; una Comisión de Calificación y Reparación de violaciones a los Derechos Humanos en el contexto del Estallido; el fin a las zonas de sacrificio y la recuperación del agua para todos y todas destacan en el texto. De igual forma, se incluye el reconocimiento de la plurinacionalidad e interculturalidad, y la creación del Ministerio de Política Indígena.

En materia de seguridad, el programa establece un combate frontal a la delincuencia y el narcotráfico, que incluye la creación del ministerio de Seguridad Ciudadana y un nuevo Sistema Policial que esté al servicio de la ciudadanía y la protección de sus derechos basándose en una doctrina de cuidado, respeto y convivencia. En este ámbito se establecerá un plan de desarme y congelamiento del parque de armas, la prevención del crimen desde la adolescencia, un sistema de reinserción post penitenciaria.

Narváez cerró la presentación con un fuerte llamado a la unidad, afirmando que “quiero desde aquí cerrar mis palabras con un llamado a la unidad, la unidad de los demócratas, los progresistas, las fuerzas políticas que con sus luces y sombras hemos entregado a Chile los más sólidos caminos de desarrollo a lo largo de su historia (…) El interés del país estará por delante. La posibilidad de un desarrollo integral, inclusivo, sostenible. El anhelo de una democracia completa. El sueño de un Chile con dignidad para cada hombre y mujer que habite en esta tierra. Por nuestra parte, aquí está nuestra propuesta de país, para seguir dialogando y construyendo, un programa pensado para unir, para cuidar, y para avanzar con Chile”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí