El secretario ejecutivo de la Convención Constitucional, Francisco Encina, también puso su cargo a disposición

Si bien aún no se ha tomado una decisión final acerca del futuro del personero, en La Moneda trascendió que lo ocurrido ayer generó enorme molestia en el Presidente Piñera.

0
410

Luego de la bullada y fallida sesión de la Convención Constitucional (CC) que no pudo realizarse ayer lunes en la tarde, que detonó una masiva indignación en los convencionales de oposición, el secretario ejecutivo de la CC, Francisco Encina, puso su cargo a disposición.

La información fue confirmada en off desde La Moneda, destacándose eso si que no se ha tomado aún una decisión en torno al futuro del personero, ya que la prioridad está centrada en solucionar los problemas técnicos de la Convención, con el objetivo de que mañana miércoles pueda desarrollarse finalmente la primera sesión de trabajo de los constituyentes.

Cabe recordar que ayer lunes, y tras una realizarse una reunión entre la Mesa Directiva de la corporación y el subsecretario de la Segpres, Máximo Pavez, para el traspaso administrativo, la primera sesión estaba programada para las 15:00 horas, sin embargo, los constituyentes no pudieron trabajar debido a la falta de condiciones técnicas y sanitarias. Situación en la que se seguía trabajando esta mañana para dejar todo dispuesto para mañana miércoles según explicó el subsecretario.

La falta de coordinación generó una serie de críticas tanto para Encina, como el ministro secretario general de la Presidencia, Juan José Ossa.

Producto de lo anterior, hoy martes diputados de oposición señalaron que evaluaban presentar una acusación constitucional contra el presidente Sebastián Piñera, ya que según explicó el presidente de la Comisión de Constitución de la Cámara baja, el socialista Marcos Ilabaca, “el Presidente de la República debe entregar todos los medios técnicos, de infraestructura y financieros para el correcto funcionamiento de la Convención Constitucional”.

La posible salida de Encina, en este contexto, sería el precio a pagar por el Gobierno para desactivar esta insólita crisis. De todas formas, en pasillos de Palacio se comentó que el Mandatario habría expresado su molestia a su entorno por toda esta polémica, más aun considerando que personalmente habría consultado a los responsables si todo estaba conforme para el traspaso a la Convención, a lo que se le habría respondido afirmativamente.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí