Emprendedores en el negocio de los alimentos desafían a las compañías de packaging en regiones

0
320

Los nuevos emprendimientos relacionados a la comercialización de alimentos derivados de la pandemia han generado la necesidad de nuevos productos.

La empresa DPS Chile Ltda., se dedica a la importación y distribución de productos descartables para alimentos. Esta organización, con más de 30 años de experiencia, soluciona todo tipo de necesidades de distribución, abastecimiento y almacenaje de todo tipo de envases.  

El “delivery” ha tomado un rol importante en el comercio durante la pandemia, logrando que las ventas por este concepto en el país durante el año 2020 llegarán a los US$820 millones, lo que se traduce en un alza de 69,7% respecto a 2019.        

Este reparto a domicilio ha facilitado el despacho de productos adquiridos por medios electrónicos, en tiempos de restricciones de movilidad para la población a causa de la crisis sanitaria. 

Para poder adaptarse a este nuevo modelo, un actor fundamental es el packaging, así DPS ha debido realizar cambios importantes para cumplir con las exigencias de los clientes y de los nuevos usuarios de este sistema, creando también nuevas rutas, ya que es un deber llegar a los clientes. 

En Santiago acostumbramos a ver a cientos de repartidores dedicados a entregar alimentos en distintos envases que cumplen con diversos requerimientos, sellos irrompibles, innovando en tamaños, formas y diseños.  La situación que se vive en otras ciudades del país es similar, aunque ha experimentado cambios desde el origen de la pandemia que van de la mano con la instalación de las cuarentenas, las restricciones de movilidad y la imposibilidad de funcionar de grandes cadenas con locales en malls. 

Así lo explica Julio Ortiz, Gerente de la Zona Sur de DPS Chile, quien entrega una solución logística de envases descartables para alimentos. El profesional señala que tras la pandemia el foco del negocio se ha centrado en los envases de primer uso o primera necesidad para comida rápida.

Ortiz agrega que, pese al cese de operaciones de algunas de las grandes cadenas de comida rápida, el uso de envases se ha compensado con la reinvención de muchos particulares y pymes, que han visto en los nuevos servicios de alimentación una oportunidad de negocio. Ellos son los que han impulsado a DPS a ir sumando nuevas líneas de productos en función de las nuevas tendencias de packaging y así aportar con productos de calidad a estas nuevas iniciativas de trabajo. 

“En este rubro hay un alza bastante importante, con generación de clientes nuevos de consumos menores, pero igual de importantes para nosotros, han tenido una escalabilidad que es muy destacable. La nueva   tendencia es ir cambiando los envases de un solo uso, como son las bombillas o los vasos de plástico por envases eco amigables, con una introducción progresiva e importante en los distintos mercados, porque hay una sensibilidad mayor a la contaminación ambiental y queremos ser un aporte activo en ese proceso”. 

“Hemos trabajado periódicamente para generar estos reemplazos e inserciones de nuevos envases, dando tranquilidad de operar a los distintos consumidores, también entregamos una constante transmisión de información y asesoría para que cuenten con los envases más idóneos y seguros en términos de calidad y certificaciones. Hoy existe una gran gama de envases tanto de comidas, pastelería e insumos para alimentos   más tradicionales, que cubren la necesidad de transportar los distintos alimentos que se piden a través de delivery”, agrega el profesional. 

Las nuevas pymes de alimentos nos han hecho trabajar duro para satisfacer sus necesidades 

Junto con destacar el aumento de los nuevos emprendimientos, pequeños locales y particulares que se dedican a la venta de alimentos, Ortiz también menciona un cambio en la distribución, debido al aumentos de estos nuevos clientes y además a que muchos se encuentran en zonas más alejadas de las ciudades, lo que ha significado un esfuerzo extra para lograr atenderlos de la mejor forma. Así generamos nuevas rutas que nos permiten cubrir distintas necesidades. 

“Tenemos las entregas sectorizadas por regiones, en la zona sur contamos con sucursales y bodegas en ciudades como Talca, Concepción, Temuco y Puerto Montt. Esto nos permite abarcar en forma programada los distintos puntos regionales, desde Teno hasta el sur de la isla de Chiloé  y todos los pueblos intermedios. Estos cambios nos han obligado a generar nuevas rutas y un nuevo concepto de atención de clientes generando nuevos modelos e incluyendo operadores de reparto externos que permiten mayores y mejores frecuencias de abastecimiento” agrega. 

Julio Ortiz, señala que han logrado mantener la estabilidad del negocio, pero con un modelo distinto. “Hay un crecimiento en términos de nuevos clientes, reforzando enormemente la operación logística y comunicacional. Hoy por hoy se ha logrado tener una mayor y mejor atención en clientes nuevos con consumos más acotados.”

DPS Chile ofrece una cobertura nacional con 11 centros de distribución de estos, cuatro se encuentran ubicados en el zona Sur de Chile abarcando desde la región del Maule hasta la región de los Lagos.

Para más información puedes ingresar a https://dpschile.cl/

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí