Cuento del tío virtual: consejos para no sufrir ataques informáticos al revisar tu correo electrónico

0
239

·         El envío de mails es la forma más común de realizar las comunicaciones en el mundo empresarial, lo que ha derivado en que los hackers estén atentos a nuevas formas de sustraer información importante, por eso desde Bombé Soluciones, entregan consejos para no ser víctima de estas malas prácticas.

Los cuidados en el internet son muchos, especialmente ahora que han surgido nuevas formas de generar problemas en quienes trabajan o utilizan su tiempo navegando en internet: las estafas virtuales. Esta nueva forma de crimen ha generado diversos inconvenientes, desde personas hasta grandes empresas, quienes se han visto afectadas al no contar con sistemas de soporte o, simplemente, por no estar al tanto de este tipo de prácticas, por lo que, ante esto, desde Bombé Soluciones, empresa especializada en transformación digital y ciberseguridad, entregan consejos para no caer en estas trampas.

Así como cuidar bien tu billetera, celular y otros implementos personales, tener precaución con los sitios web, uso de claves y apertura de correos electrónicos, también debe ser igual de importante, ya que los peligros están a la orden del día. Uno de los casos más recientes, y que tuvo consecuencias importantes para los usuarios, fue el ataque informático ocurrido a Banco Estado, producto de un virus de tipo ransomware, que penetró la seguridad bancaria precisamente a través de un mail, y cuyo modo de actuar se basa en primero comprometer un equipo, para luego secuestrar la información y así, posteriormente, el hacker detrás del ataque poder solicitar una suma de dinero para no seguir causando daño.

Desde Bombé Soluciones, Nicolás Gutiérrez, Product Manager de Ciberseguridad en la compañía, comenta que “es importante contar con un plan de concientización respecto a los riesgos que hay en internet, especialmente el correcto uso de los correos electrónicos, donde la suplantación de identidad es algo habitual y ha generado muchos problemas a empresas importantes, lo que deriva en que los clientes se vean afectados, por esto nosotros, por ejemplo, contamos con S MIME. Este producto es una firma electrónica que certifica que el emisor del email, sea quien dice ser, operando como un título de autenticidad, lo que es de gran ayuda para las empresas que utilizan este tipo de comunicación para realizar distinto tipo de transacciones de datos importantes, especialmente compañías que comercian con mercados extranjeros”.

Evitar las redes públicas

El experto indica que uno de los errores más recurrentes, es el uso de las redes de wifi públicas, en restaurantes o en el metro, porque en ese tipo de conexiones no hay garantía de que la información que se comparte, esté siendo protegida. “Este es precisamente el momento en el que los hackers hacen de las suyas, al ingresar a este tipo de enlaces en aeropuertos, por ejemplo, donde muchos ejecutivos, durante el tiempo de espera a embarque o entremedio de una escala, pueden realizar algún tipo de operación bancaria importante y ser víctimas del robo de sus claves financieras, de acceso a diversos sistemas de trabajo, entre otros, por eso siempre es recomendable comprar una bolsa de roaming o utilizar el internet propio”, indica Nicolás Gutiérrez de Bombé Soluciones.

Para evitar caer en este tipo de trampas, desde Bombé Soluciones, entregan los siguientes consejos:

·         Autenticar al emisor que envía el correo: si encuentras algo que te parezca sospechoso del mensaje enviado por alguien cercano, procura confirmar que sea este el quien efectivamente te lo haya enviado.

·         Verificar el dominio del emisor: revisar que la página o sitio desde donde viene el correo sospechoso, exista y sea verdadera. Esto suele ser a veces complejo, puesto que, en casos más extremos, los hackers se preocupan de crear sitios creíbles, aunque siempre hay algo que no calza, como una letra distinta, por ejemplo, por lo que hay que estar atentos.

·         Jamás abrir un link de un correo sospechoso: nunca ingresar a los sitios que vienen adjuntos y menos descargar los archivos, pues es precisamente con estas acciones con las que el virus se disemina en el sistema. 

·         No abrir correos de idiomas distintos al usual: si la comunicación que realizas es principalmente en español, no abrir un correo en chino, filipino, inglés u cualquier otro idioma que no sea el común, hay que sospechar de inmediato. Para esto, es importante contar con filtros que verifiquen si la procedencia de estos mails es real.

Para saber más, visita: www.bombesoluciones.com

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí