CLC pasa a llevar al Estado con sus 5 vacunados con tercera dosis

El establecimiento dice que existen otras cuatro personas, además del presidente de su directorio, Alejandro Gil, quienes recibieron una nueva dosis de vacuna contra el Covid. Además, el recinto médico también presentó una demanda en contra del Fisco en el que se piden $37 mil millones por el no pago de atenciones de salud en el marco de la pandemia.

0
201

Una extraña defensa hizo la Clínica Las Condes a favor del presidente del directorio, Alejandro Gil, quien está envuelta en una polémica al contravenir toda la normativa del Minsal al inocularse con una tercera dosis de la vacuna contra el Covid, generando una molestia generalizada por favorecer a personas con “privilegios”. Ante el sumario aplicado por la Seremi de Salud Metropolitana, la institución médica acusó que hubo otras cuatro personas que también fueron vacunadas con una tercera dosis de medicamentos para el virus.

De esta forma y de acuerdo a informaciones en distintos medios, el texto de respuesta al sumario sanitario pide que se deje sin efecto la medida de la Seremi, ya que “ha cumplido con la normativa sanitaria vigente”.

Además, la CLC señala que existen “vicios legales” en la formulación de los cargos, puesto que no se detallan con claridad las infracciones que habría incurrido.

En ese sentido, el establecimiento indica que se “ha cumplido con la normativa asociada a la vacunación contra el Covid-19 y, en el caso de considerarse una eventual infracción, ésta ha sido de ínfima entidad”.

En cuanto a la defensa de Gil, la CLC sostiene que no es un hecho aislado, ya que se detectó otros cuatro casos donde se aplicaron tres dosis de vacunas contra el virus, lo que habría sido “debidamente informados a la autoridad sanitaria”.

Lo cierto es que respecto de estos casos, en que también se administró e informó a la autoridad sanitaria de la aplicación de una tercera dosis de vacuna, la respuesta oficial fue el seguimiento y estudio de la situación, pero no la apertura de un sumario sanitario como intempestivamente ocurre ahora”, sostiene el documento de respuesta entregado por la CLC a la autoridad sanitaria como defensa al sumario que se le está realizando.

Hay que consignar que Gil se vacunó el pasado 3 de julio con una nueva dosis de Pfizer a pesar de contar con todo el esquema completo de vacunación con Sinovac. Su inoculación habría sido a petición de su cardiólogo que le recomendó una nueva dosis tras conocer sus exámenes de anticuerpo que habría arrojado que no presentaba una positiva respuesta.

CLC vs Estado

Sin embargo, este no es el único caso en que está envuelta la CLC, ya que en Emol se da cuenta de que el recinto médico presentó ante el Primer Juzgado Civil de Santiago una demanda contra el fisco por los perjuicios que asegura le habrían ocasionado las medidas del Gobierno para enfrentar la pandemia.

De esta forma, la empresa solicita 37 mil millones de pesos por el no pago de atenciones de salud relacionadas con el Covid, además de los mayores costos e inversiones que se han realizado en el marco de la lucha contra el virus.

El escrito sostiene que producto de las restricciones impuestas a la clínica se produjeron daños directos a su patrimonio por concepto de “daño emergencia y lucro cesante” asociados a las prestaciones de salud de pacientes que ingresaron de forma espontánea y vía unidad de gestión centralizada de camas, cifra que al 31 de mayo de 2021 llegaba a los $30.580 millones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí