¡Salud por el planeta! empresa sorprende con novedosa línea de vasos 100% “compostables”

0
356
  • La ley que prohíbe los plásticos de un solo uso en restaurants y deliverys, está pronta a regir, por lo que empresas como DPS Chile, se la juegan con una alternativa de productos que logran descomponerse en un corto período, para producir abono.

El cuidado del medioambiente es un imperativo que cada vez más empresas están tomando en cuenta con una fuerte integración, ya sea a través de nuevos métodos en sus procesos productivos, o mediante insumos que cumplan con parámetros mínimos de impacto para nuestro ecosistema. Hace pocos meses se promulgó la ley que prohíbe el uso de plásticos de un solo uso y otros desechables, en restaurantes y servicios de deliverys, por lo que innovaciones como las que presenta DPS Chile, son el estándar a seguir, gracias a que sus vasos cuentan con la capacidad de transformarse en compost, degradándose en solo tres meses después de su uso bajo las condiciones adecuadas.

La ley -que solo espera su promulgación en el diario oficial-, limita los productos de un solo uso que se entregan en los restaurantes, casinos, clubes sociales, cocinerías, fuentes de soda, cafeterías, salones de té, panaderías, bares, u otros locales similares que comercializan comida preparada. Si el consumo es dentro del establecimiento o mediante delivery, se prohíbe la entrega de productos como bombillas, mezcladores, cubiertos de plástico, vasos de plumavit, entre otros, haciendo que los negocios tengan que pensar en envases e insumos biodegradables.

Desde DPS Chile, fueron más allá y ofrecen una línea de vasos que, gracias a su materialidad vegetal, se descomponen en abono, así lo explica Juan Pablo Quilaqueo, Subgerente de Marketing y Desarrollo de la compañía: “nuestros vasos son de origen vegetal y están certificados como compostables, tanto las bases como las tapas que ofrecemos, para esto, ambos cumplen con el requisito de ser insumos que, bajo las condiciones de temperatura, profundidad y otros elementos biológicos, pueden transformarse en compost. Esto es lo que diferencia a un producto como el nuestro de uno biodegradable, ya que mientras el primero, para cumplir su categoría, debe ser capaz de descomponerse y desaparecer en un máximo de tres meses, el segundo no tiene un límite establecido para ello, en un proceso de desintegración que puede durar años, con todas las implicancias que eso tiene para nuestro ecosistema”.

Composición y beneficios

Los vasos están hechos de papel y provienen de fabricantes con certificación FSC, que garantiza que los productos tienen su origen en bosques bien manejados y cuyas empresas proporcionan beneficios ambientales, sociales y económicos. Además, vienen con un recubrimiento de un material de origen vegetal llamado PLA, filamento similar al plástico, pero de origen renovable, almidón de maíz en el caso de este producto.

“La suma de estos dos productos (papel y el filamento PLA), hacen que tengamos un vaso de súper buenas características, resistente a los líquidos, sin problemas de filtraciones y que no traspasa la temperatura, similar a lo que se conoce como el polipapel tradicional de plástico. La diferencia, es que nuestro producto, en un ambiente de compostaje, se disuelve y se convierte en abono, volviendo a su origen bajo el concepto de circularidad. En el caso de las tapas, están hechas también de PLA, son igual de resistentes y permiten trasladar el vaso sin problemas, con las mismas características de este. Ambos insumos cuentan con un sello que los identifica como compostables”, indica Juan Pablo Quilaqueo de DPS Chile.

Negocio que ayuda al medioambiente

Los vasos que ofrecen en DPS Chile vienen en las medidas más utilizadas por las cafeterías, que son las 4 onzas para el expreso de café, pasando a 8, 12 y 16 onzas, dependiendo de los tamaños: chicos, medianos y grandes, incluyendo sus respectivas tapas, sobre todo con el tema del delivery. En la empresa afirman que la recepción del público ha sido positiva, en una tendencia que viene tomando mucha fuerza a nivel mundial y que, debido a la nueva ley, su demanda crecerá en este tipo de productos.

“Nosotros trajimos una partida y ya estamos al límite, tenemos considerada una reposición de un contenedor completo con este producto, y así en adelante dependiendo de la demanda. El vaso blanco permite que las cafeterías lo puedan personalizar con sus marcas, con stickers o estampados, y, además, viene con un pequeño toque verde, para orientar la vista de los clientes para que sepan que es un producto eco amigable. Tiene nuestra marca natural pack que se ha posicionado bien, con todos nuestros productos ecológicos, como platos, porta sándwich y cubiertos. Este nuevo paradigma viene a ayudar a los consumidores a tener una alternativa 100% compostable y que genere menos residuos no reciclables, así que los invitamos a revisar nuestros productos en www.dpschile.cl”, finaliza Juan Pablo Quilaqueo, Subgerente de Marketing y Desarrollo en DPS Chile.

Para saber más, visita: www.dpschile.cl

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí