Senador Pugh califica DPDN de Argentina como una “aspiración deliberada, sistemática, inamistosa e inaceptable”

Pugh, quien es miembro de la comisión de Defensa, explica además que lo publicado en la DPDN no es casualidad ya que obedece, a una planificada y sistemática estrategia inamistosa argentina, coherente además con lo planteado en sus libros blancos de la defensa.

0
604

El senador independiente por Valparaíso, Kenneth Pugh, calificó este domingo como una “aspiración deliberada, sistemática, inamistosa e inaceptable” los contenidos y afirmaciones que plantea la Directiva de Política de Defensa Nacional (DPDN) trasandina publicada el 19 de julio pasado, en donde se establece la posición territorial marítima del país trasandino.

En el documento oficial argentino, ese país se atribuye controles conjuntos sobre zonas magallánicas y antárticas de soberanía exclusiva y única chilena, lo que vulnera los acuerdos y tratados vigentes tal como lo indica la nota chilena que dice: “Se hace presente que el Estrecho de Magallanes, incluidas sus dos riberas, es territorio soberano chileno en conformidad con los dispuesto en el Tratado de 1881, lo que ha sido reiterado en el Artículo 10° del Tratado de Paz y Amistad de 1984”.

Chile rechaza abiertamente lo pretendido por Argentina en la DPDN sobre un supuesto control conjunto sobre territorio y jurisdicción chilenos en nuestros espacios soberanos, por constituir una aspiración deliberada, sistemática, inamistosa e inaceptable que vulnera todos los tratados y sobre todo, que violenta la buena voluntad de Chile de mantener buenas relaciones con Argentina”, explica Pugh.

El legislador, quien también es miembro de la Comisión de Defensa del Senado, explica además que lo publicado en la DPDN no es casualidad ya que obedece, a una planificada y sistemática estrategia inamistosa argentina, coherente además con lo planteado en sus libros blancos de la defensa.

Dicha actitud sistemática, vulnera y desconoce los tratados con Chile, por ello  es relevante reconocer que las relaciones de Chile con Argentina conforman un todo coherente que abarca la disputa por Campos de Hielo Sur, la pretensión argentina de plataforma continental extendida más allá del punto F del tratado de paz y amistad de 1984, los reclamos de soberanía sobre el Territorio Antártico Chileno, y la visión estratégica de la zona austral del país.

El parlamentario destacó la rotunda oposición que la cancillería chilena planteó: “respecto de la plataforma continental extendida reclamada por Argentina, Chile reitera sus Notas N° 8367 de 24 de junio de 2009, N° 3218 de 11 de mayo de 2020 y N°294/20 de 30 de junio de 2020, por medio de las cuales declaró inoponible para Chile el trazado limítrofe de la plataforma continental extendida reclamada por Argentina en un sector al sur de Tierra del Fuego, desde el punto RA-3458, pasando por el punto RA-3839 y concluyendo el punto RA-3840, reservándose todos sus derechos tanto en ese sector como respecto de la plataforma continental del Territorio Chileno Antártico”.

Pugh expresó que estos no son tiempos propicios para tratar de sacar ventajas políticas pequeñas, afirmando que Chile y Argentina son dos estados destinados a ser buenos vecinos y “Chile es el país más austral del mundo y jamás va a renunciar a esa condición. El Estrecho de Magallanes, el Canal Beagle, el Cabo de Hornos son chilenos. Todos los pasos naturales entre el Atlántico y el Pacífico son chilenos, de soberanía chilena, en forma indiscutida. Cualquier referencia en forma distinta es inamistosa”.

El senador Pugh, miembro de la comisión de Defensa, explica además que lo publicado en la DPDN no es casualidad ya que obedece, a una planificada y sistemática estrategia inamistosa argentina, coherente además con lo planteado en sus libros blancos de la defensa. Esta actitud sistemática, vulnera y desconoce los tratados con Chile, por ello  es relevante reconocer que las relaciones de Chile con Argentina conforman un todo coherente que abarca la disputa por campos de hielo sur, la pretensión argentina de plataforma continental extendida más allá del punto F del tratado de paz y amistad de 1984, los reclamos de soberanía sobre el Territorio Antártico Chileno, y la visión estratégica de la zona austral del país.

Nuestra proyección a la península antártica es natural y está históricamente validada. Son los intereses nacionales los que están en juego y se debe actuar en concordancia con el valor que ellos tienen. Chile es un país tricontinental: Polinésico, Americano y Antártico y nunca vamos a claudicar en nuestros derechos. Chile es el país más austral del mundo. No hay nadie más donde nosotros ejercemos soberanía. Y estamos dispuestos a que esta realidad continúe siendo así”, concluyó Pugh.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí