Imperialismo 2.0: China State Grid controla la distribución eléctrica en Brasil, Uruguay, Argentina y Chile

China sigue tomando el control estratégico de áreas sensibles de los países que literalmente ya están bajo su dominio económico.

0
473
SGCC logo (PRNewsFoto/State Grid Corporation of China)

El Grupo chino State Grid, que en noviembre de 2020 confirmo la compra de CGE y Chilquinta en Chile, tomó el control de la brasileña CEEE-T, operadora de líneas de transmisión y subestaciones en la frontera con Uruguay y Argentina, así dio a conocer el 21 de julio pasado el Centro de Información sobre Empresas y Derechos Humanos.

Ahora bien, que China controle la distribución eléctrica en sí es un control estratégico que implica literalmente tener a estos países en sus manos, ya que las empresas chinas no son privadas sino que el Estado bajo control del PC chino.

La empresa CPFL Energía, del grupo chino State Grid, se adjudicó el control de la Compañía Estatal de Transmisión de Energía Eléctrica de Rio Grande do Sul (CEEE-T), en el sur de Brasil, por 2.670 millones de reales (US$ 525 millones). Se trata de una firma brasileña clave para Uruguay ya que opera líneas de transmisión y subestaciones en la frontera.

El grupo adquirió el activo después de una disputa a mano alzada con las brasileñas Energisa, que llegó hasta los 2.660 millones de reales (US$ 523 millones) y MEZ Energía, que se mantuvo en su lance inicial de 2.035 millones de reales (US$ 400 millones). También presentaron propuestas el grupo Cymi, filial del grupo español ACS, que se quedó en los 1.958 millones de reales (US$ 385 millones), y la Compañía de Transmisión de Energía Eléctrica Paulista, que controla la colombiana ISA, con una oferta de 1.925 millones de reales (US$ 380 millones). Con todo, CPFL Energía asumirá el control de la estatal de Rio Grande do Sul, que actualmente opera unos 6.000 kilómetros de líneas de transmisión y 56 subestaciones en la región fronteriza con Uruguay y Argentina…La operación aún deberá ser aprobada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel, órgano regulador del sector) y el Consejo Administrativo de Defensa Económica, agencia que combate los monopolios en Brasil. El otro tercio restante de las acciones de la compañía de la transmisión pertenecen a la estatal Eletrobras, que podrá ejercer su derecho de “tag-along”, es decir, vender su participación bajo las mismas condiciones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí