Cultura de innovación: Los cuatro pasos para cumplir con un desafío pendiente en las empresas chilenas

0
300

·         Estudios internacionales muestran que nuestro país ha descendido en lo que respecta a contar con un entorno favorable a la innovación, factor que influye en el desarrollo y el correcto funcionamiento de las compañías a futuro, por eso desde la consultora Augure, entregan cuatro claves para mejorar el ecosistema interno de las organizaciones, en este ítem.

De acuerdo al ranking World Innovation Index publicado a fines de 2020, informe que clasifica a los países en relación con su entorno favorable a la innovación, Chile se encuentra en la posición 66, entre 131 naciones, bajando 13 lugares desde la medición realizada en 2018, en cuanto a productos de esta índole. Entre las principales causas que se atribuyen a esta caída, se encuentra el bajo nivel de crecimiento en el desarrollo, exportación de servicios y bienes de mayor valor agregado, además, de bajas en el nivel de ventas y exportaciones generadas por registros de propiedad intelectual.

Desde Augure, consultora especializada en transformación digital y gestión del cambio, comentan que el factor innovación, no está tan presente como debería en las compañías locales y que, en cuatro pasos, se puede generar una solución para impulsar este enfoque en las organizaciones

Al respecto, Patricio Delgado, gerente general de Augure, comenta que “es importante desarrollar una cultura de Innovación, para así comenzar a responder en forma rápida y ágil a los innumerables retos que las organizaciones pueden encarar para agregar valor y generar alto impacto en sus clientes. Es de suma importancia generar las instancias y determinar procesos para que esto sea una realidad posible y que entregue mayores oportunidades de crecimiento a las compañías”.

En esa misma línea, Patricio Delgado de Augure, profundiza en cuatro procesos esenciales para desarrollar una cultura de innovación sustentable en las organizaciones:

Definir un Reto: esto es de gran importancia para el proceso, comenzar haciendo preguntas que generen un gran desafío, que haga enfrentar un problema importante a resolver, o una oportunidad interesante a explorar. Esto debe ser concreto, ya que se busca entender el problema, más que apurar una solución. Esto entrega varios beneficios a la organización, como: dar un foco, enmarcar el problema dentro de una definición, inspirar al equipo y guiarlos al esfuerzo, aportar criterio, entre otros. Por eso, es importante generar bien la pregunta y definir bien el reto.

Ideación: esta es la etapa donde se exploran las ideas y soluciones para responder al reto planteado, las que pueden ser generadas desde diferentes dimensiones, respondiendo a preguntas como: ¿Qué puedo hacer con los recursos que tengo hoy? ¿Qué está haciendo la competencia? ¿Qué hay de nuevo en materia de nuevas tecnologías o tendencias allá afuera?, para así, generar diversas opciones, las que luego deben pasar por los filtros de si es que son factibles, viables y deseables para el negocio.

Prototipar: esta tercera fase corresponde a establecer una especie de marcha blanca con la solución elegida, lo que puede hacerse en papel, una planilla de excel o en una presentación, en un período de pocos días. No responde a hacer la solución definitiva, pero sí a formar un desarrollo o escribir una hoja de ruta, lo que facilita la mejora continua y permite generar relaciones de confianza con clientes y colaboradores, interactuando para recoger su feedback.

Implementación del piloto: cuando la etapa anterior es considerada como exitosa, comienza el proceso más importante de todos, que es la implementación del piloto, donde se comenzará a medir los resultados de la premisa presentada. Esto debe llevarse a cabo en un lapso de dos a tres meses, y debe terminar con un “caso de negocio” que resuma el resultado y las propuestas para escalar o expandir la solución.

“Las organizaciones pueden acelerar su transformación incorporando o desarrollando una cultura de innovación para hacer más eficiente su negocio, aportar mayor valor a los clientes y explorar nuevas vías de generación de ingreso para alcanzar un crecimiento exponencial. La nueva realidad requiere que seamos más rápidos, más simples, más eficientes, más digitales y más humanos”, indica Patricio Delgado, gerente general de Augure.

Para saber más, visita: https://www.augure.cl

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí