Cómo construir un sentido de urgencia y cambiar el rumbo de la empresa para no fracasar

0
206

Las personas y empresas, se han visto limitadas en sus actividades, concentrándose en reaccionar para sobrevivir a los nuevos tiempos. Por ende, mientras no generemos un sentido de urgencia, no vamos a poder generar mejores experiencias a las personas que nos rodean, como colaboradores y clientes, de manera que nos prefieran y permitan sobrevivir como empresa.

Cambiar es entrar en terreno desconocido, sentirse incómodos, vivir la incertidumbre, no tener el control para predecir el siguiente momento, en este caso, predecir el rumbo de una empresa. Y también cambiar es comenzar a hacer cosas diferentes, es abrirse a nuevas experiencias y eventos, crear algo nuevo.

El significado de la palabra crisis se asocia a realizar un cambio decisivo para pasar del peligro a algo beneficioso. Este cambio requiere de una decisión lo suficientemente fuerte como para querer mejorar algo y creer que ese cambio será más beneficioso que aferrarse a lo que ya se conoce.

Es necesario salir de nuestra zona de confort para conocer nuevas realidades, crear nuevos proyectos, mejorar relaciones y cambiar el rumbo de una empresa, si no se hace nada, no va a pasar nada y no se obtendrán los resultados esperados. Por ende, mientras no nos abramos a nuevos sucesos, no vamos a poder generar mejores experiencias a las personas que nos rodean, como colaboradores y clientes.

Nadie es igual al otro, todos tenemos perspectivas diferentes. Por ende, cuando hablamos de construir un sentido de urgencia para cambiar y transformar las empresas y así poder abordar esta nueva realidad de una mejor forma, hay que tener en mente la preocupación por la salud de las personas, la preocupación para que nuestras empresas sobrevivan a esta crisis y, por último, la preocupación por el impacto social que está teniendo este contratiempo.

¿Cuál será el sentido de urgencia para transformar tu empresa y así abordar este nuevo mundo?

No sirve sólo saber qué hay que transformar una organización, que se deben adaptar las formas de trabajar, que se debe digitalizar todo para estar a la par con las nuevas generaciones, que se debe ser rigurosos a la hora de realizar cambios dentro de una empresa, no basta con sólo realizar estas cosas. Hoy, ante los avances tecnológicos, las crisis sociales y sanitarias, es momento de saber cómo se puede transformar la sociedad, saber cómo iniciar este el cambio, saber cómo comenzar y acelerar un proceso de transformación digital, de saber cómo partir un proceso de transformación cultural en nuestras empresas y organizaciones.

Esto con el fin de cambiar la perspectiva de cómo vemos las cosas hoy en día, no quedarse en el pasado y pensar simplemente en el futuro, en cómo mejorar las relaciones humanas, cómo hacer para que nuestros trabajadores y clientes se sientan cómodos con nuestra empresa y nos prefieran. Eso es lo importante ahora.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí