Senador Pizarro descartó que hubiera alguna “situación anómala o extraña” en reunión con Abbott

El parlamentario le aclaró al Fiscal Nacional que “no hay ninguna causa, ni situación pendiente en ninguna instancia judicial. Parece que él se equivocó anoche porque hizo mención como que había algo en la Corte Suprema (...) hace más de dos años y medio que esa situación quedó resuelta".

0
152

En la previa a la reunión protocolar en La Moneda de la nueva presidenta del Senado, Ximena Rincón con el Presidente Sebastián Piñera, el actual vicepresidente de la Cámara Alta, Jorge Pizarro, abordó las declaraciones del Fiscal Nacional, Jorge Abbott, quien reconoció que sostuvo una reunión con él, en medio de la investigación del caso SQM, previo a su confirmación en el cargo.

Fue así que el senador democratacristiano por la Región de Coquimbo aclaró que en primera instancia la Corte de Apelaciones “rechazó categóricamente la petición de desafuero del Ministerio Público y lo hizo porque no había antecedentes, quedó claramente demostrado, por lo tanto, que no había mérito”, recalcando que fue sobreseído total y absolutamente por los tribunales de justicia y también frente al planteamiento que hizo el Tribunal Constitucional.

En dicho contexto, Pizarro le aclaró al Fiscal Nacional que “no hay ninguna causa, ni situación pendiente en ninguna instancia judicial. Parece que él se equivocó anoche porque hizo mención como que había algo en la Corte Suprema. Bueno, le quiero decir que hace más de dos años y medio que esa situación quedó resuelta”.

Además, negó que en dicha reunión se hablara de las investigaciones al estamento político. “No, nada”, señaló enfático el parlamentario.

Fue él el que pidió la entrevista y lo hizo en cuanto yo era jefe de la bancada de la Democracia Cristiana, así que no hay ninguna situación ni anómala o extraña. Tanto es así, que el propio fiscal reconoce que después ellos se querellaron, o sea buscaron desaforarme para acusarme”, manifestó.

“Le vuelvo a decir que la Corte de Apelaciones, de manera categórica -prácticamente casi unánime- les dije que no había merito ni causa, por lo tanto, no había ninguna posibilidad que se me encausara“, recalcó.

En tanto, en el caso de su hijo Sebastián, explicó que hace más de un año y medio, y “después de cuatro años de investigación, en que no había ningún avance de ningún tipo, y que la corte había rechazado la petición de desafuero en contra mía (…) lo que correspondía que el Ministerio Público le hubiera dado el mismo trato que a otros, dando por cerrada la investigación”.

Él voluntariamente tuvo que renunciar a ir al juicio oral, por lo cual se generó esa salida alternativa, porque hizo eso, ese famoso juicio oral todavía no comienza, lleva más de seis años en investigación y el juicio oral todavía no comienza”, dijo.

Sobre si volvería a reunirse con un aspirante a la Fiscalía Nacional y si consideraba ahora un error, manifestó que “en ese momento no teníamos las restricciones ni la forma de tratar lo que son los nombramientos que el Senado tiene como facultad aprobar o rechazar (…) y lo que se hacía normalmente es que los que eran candidatos pedían presentarse”.

Finalmente, Pizarro reaccionó airadamente cuando se le preguntó por los posibles efectos de esta situación en la candidatura de Yasna Provoste.

Qué tiene que ver una cosa con la otra. Nada, además soy absolutamente inocente, mi familia también, y no veo por qué tiene que relacionarla. Yo no soy asesor de la senadora, no trabajo con ella (…) yo la voy a apoyar como cualquier otro chileno que cree que ella puede hacer un muy buen gobierno”. Al preguntársele si sería parte de un eventual gobierno de Provoste, se limitó a señalar con evidente molestia, “por favor”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí