Lesiones del manguito rotador y cirugía

0
176

¿Cómo puedo saber si me desgarré el manguito rotador? ¿Qué alternativas de tratamiento hay?

 La gente puede lesionarse el manguito rotador de muchas maneras y, por ello, es difícil saber si esa es realmente la fuente primaria de los problemas con el hombro. En algunas personas, una lesión definida o un accidente llevan a un desgarre del manguito rotador. En otros, el dolor puede aumentar de forma lenta y gradual a medida que transcurre el tiempo. Una lesión definida normalmente ocurre cuando alguien intenta levantar un objeto pesado por encima del nivel de la cabeza o lo hace alejando los brazos del cuerpo. El manguito rotador también puede lesionarse durante un traumatismo por una caída o un accidente.

“En general, los problemas con el manguito rotador suelen producir los siguientes tres síntomas principales: dolor del hombro, menos movilidad del hombro y debilidad. Aunque cada uno de estos síntomas se presenta en algún grado en la mayoría de los pacientes, no todos los que sufren un desgarre del manguito rotador experimentan los tres”, explica el Dr. Christopher Camp, Cirujano ortopédico de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota .

En cuanto a dolor, cuando hay una lesión del manguito rotador, normalmente hay dolor en la parte lateral o externa del hombro, alrededor del músculo deltoides. Este tipo de dolor suele empeorar al intentar alzar el brazo por encima del nivel de la cabeza o al levantar algo con los brazos alejados del cuerpo.

Otras lesiones del hombro también pueden provocar síntomas similares. Por ejemplo, algunas lesiones frecuentes son la tendinitis del bíceps, las lesiones de la articulación acromioclavicular y la artritis. Los pacientes con tendinitis del bíceps generalmente sienten dolor en la parte delantera del hombro y quienes sufren lesiones de la articulación acromioclavicular suelen presentar dolor en la parte superior del hombro.

“Entender el origen del dolor permite diferenciar entre estos problemas y el dolor provocado por el manguito rotador. Si usted siente dolor en la porción lateral o externa del hombro, tiene menos amplitud de movimiento en una parte del hombro y le es difícil levantar objetos, posiblemente sufra una lesión del manguito rotador. A menudo, puede tratarse de una tendinitis leve que mejorará con reposo al cabo de unos días. No obstante, si los síntomas son graves o persisten durante más de una o dos semanas, vale la pena que hable con un médico. El diagnóstico de desgarre del manguito rotador se suele hacer según los síntomas, el examen físico y posiblemente algunas imágenes, como radiografías o una resonancia magnética”, comenta el especialista de Mayo Clinic.

“Cuando diagnostico a un paciente con lesión en el manguito rotador, la pregunta más frecuente es si será necesaria una intervención quirúrgica. Si le diagnosticaron una lesión en el manguito rotador, el tratamiento puede variar según la gravedad del caso”, agrega el Dr. Christopher Camp.

En la mayoría de los pacientes con tendinitis, que consiste en una inflamación del tendón del manguito rotador, sin desgarre completo pero con dolor y otros síntomas, la situación generalmente mejora sin intervención quirúrgica. Los tipos más frecuentes de tratamiento para esto son los medicamentos antiinflamatorios, la aplicación regular de hielo en el hombro, la modificación de las actividades (evitar levantar nada pesado o por encima de la cabeza) y la fisioterapia.

En los pacientes que sufren un desgarre completo del tendón, la situación es un poco más complicada. En algunos casos de desgarre completo, si el desgarre es pequeño o el paciente tiene riesgo relativamente bajo, todavía es posible evitar la cirugía. El plan de tratamiento para estas personas es igual a las alternativas antes mencionadas para la tendinitis. Aunque la fisioterapia no repara un desgarre pequeño, sí puede optimizar el rendimiento de otros músculos aún intactos alrededor del hombro para permitirles compensar el trabajo del tendón que sufrió un pequeño desgarre.

En los pacientes activos con desgarre completo del tendón, la intervención quirúrgica puede ser óptima, puesto que es la manera más predecible y exitosa de restablecer la funcionalidad.

La cirugía para reparar el manguito rotador normalmente se hace como procedimiento ambulatorio, con una artroscopia o método de invasión mínima. Gracias a esas incisiones pequeñas, hay menos dolor y es mejor el tiempo de recuperación.

Después de someterse a la reparación del manguito rotador, hay que mantener el brazo dentro de un cabestrillo durante aproximadamente seis semanas para permitirle recuperarse. Una vez transcurrido ese tiempo, se retira el cabestrillo poco a poco y empieza la fisioterapia. El propósito inicial de la fisioterapia es restablecer el rango de movimiento. Esto normalmente lleva tres a cuatro meses, desde la fecha de la intervención quirúrgica. Alrededor de dos o tres meses después de la cirugía, se introducen ejercicios suaves de estiramiento. Luego, los pacientes avanzan a más rehabilitación.

“Si bien la variabilidad es considerable, el tiempo promedio para la recuperación después de la reparación del manguito rotador es de aproximadamente seis meses. Una vez lograda la recuperación total, por lo general, se permite a los pacientes retomar las actividades a tolerancia. No obstante, siempre es buena idea evitar levantar innecesariamente nada por encima del nivel de la cabeza, porque eso reduce el riesgo de sufrir problemas recurrentes y lesiones más adelante”, explica el Dr. Camp.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí