Desafío: Crear soluciones que mejoren la calidad de experiencias de los usuarios finales

0
249

Por: Iván Muena Cerda CEO de Loping

¿Se han dado cuenta que el mensaje más conocido de la industria inmobiliaria es: “invierte en departamentos que se pagan solos”? o el “Boom de los Multifamily” de renta, donde las grandes inmobiliarias tienen hasta una mayor participación en este tipo de proyectos, que los mismos fondos de desarrollo.

Sin embargo, las cifras del déficit habitacional, los avances en el desarrollo inmobiliario, la optimización de terrenos y los barrios con nuevos y mejores núcleos de servicios en todas las ciudades, continúa siendo un proceso muy lento y engorroso de legitimar, afectando directamente a la relación entre la industria y su entorno.

Bueno, en mis años de experiencia como arquitecto y profesional especializado en desarrollo inmobiliario, considero que esto se debe principalmente a tres grandes problemáticas:

1.    No es de público conocimiento el cómo gestar o siquiera por dónde empezar un nuevo proyecto inmobiliario de cualquier tipo, lo que genera grandes stocks de terrenos y capitales disponibles, pero inmovilizados.

2.    El mercado inmobiliario se ha enfocado en los inversionistas y no en los usuarios finales, comportándose como un producto más de B2B, afectando directamente al alza de su valor especulativo.

3.  La banca en general o las instituciones financieras y proveedores de los productos inmobiliarios no han evolucionado, transformándose más bien en un bloqueo y no en un facilitador masivo, a pesar de la gran cantidad de stocks de capitales y terrenos inmovilizados, explicado en el punto.

Por otra parte, los que nos dedicamos o tenemos alguna relación con los procesos de desarrollo de nuevas iniciativas o proyectos inmobiliarios, nos enfrentamos a otra gran problemática de nivel transversal y nacional, que es la muy lenta, burocrática y desconsiderada atención de los organismos públicos fiscalizadores y emisores de los procesos de revisión y permisos de obras, regularizaciones y recepciones en general.

Esto último, se entiende por la poca capacidad de respuesta a un alto volumen de ingresos y revisiones que tienen que afrontar las municipalidades y otros organismos pertinentes, muchas veces, con escasa dotación y falta de recursos.

Sin embargo, también para ser justos, muchas hacen su mejor esfuerzo en atender y responder lo antes posible entendiendo que un bloqueo en esta parte de la ecuación, significa fatales pérdidas de oportunidades de incremento de infraestructura, inversiones, trabajos e ingresos territoriales de altísimo ticket.

En este punto, la industria y los organismos contralores, gobierno y afines, no han tenido la capacidad de enfocar ni visualizar soluciones prácticas e inmediatas a este tremendo problema, siendo que estamos entrando al primer cuarto del Siglo 21, en el que el desarrollo tecnológico es El GRAN Y OBVIO ALIADO a ocupar para resolver prácticamente todos estos atascos, en muchísimas variables de control y gestión.

Es motivante y esperanzador ver y entender lo que nos trae Blockchain, por ejemplo y los avances en la acumulación y usos de masividad de datos con inteligencia artificial, pero a la vez es frustrante ver a las grandes instituciones de siempre y a las políticas públicas, estar tan alejados aún de estas prioridades y soluciones que cada vez más se acercan orgánicamente al alcance de un clic.

‘’ Iván Muena Cerda es arquitecto de la Universidad Mayor, con más de 15 años de experiencia en el rubro inmobiliario. Actualmente, es CEO y fundador de la plataforma de desarrollo e innovación inmobiliaria Loping.com’’.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí