Diputados UDI envían carta al Papa Francisco para ponerlo en conocimiento del proyecto de indulto a presos de la revuelta

"Lo que queremos es que el Papa Francisco pueda tomar conocimiento de que un grupo de legisladores de nuestro país quieren liberar a quienes justamente atentaron contra la libertad de culto y la fe de millones de compatriotas", señaló el diputado Gustavo Sanhueza.

0
180

Once diputados de la Unión Demócrata Independiente (UDI) hicieron llegar la mañana de este jueves una carta al Presidente Sebastián Piñera para que, aprovechando su gira a Europa que empieza mañana y que incluye entre su programa El Vaticano, la entregue al Papa Francisco.

[Lea la carta completa de los diputados UDI al Papa Francisco]

En la misiva señalan que “a través de su Excelencia, el Presidente Sebastián Piñera, nos dirigimos respetuosamente a usted para solicitarle formalmente que pueda referirse a la actual situación que enfrenta nuestro país, reconociendo el atentado a la libertad de culto y a la fe que significaron los incendios y destrozos a los templos religiosos.”

Parte de las imágenes incorporadas en la misiva al Papa.

Asimismo, los parlamentarios le solicitan a la máxima autoridad de la Iglesia Católica “enviar un especial mensaje a quienes promueven el proyecto de ley mencionado anteriormente (de indulto a los llamados presos de la revuelta), en torno a fomentar los procesos de reinserción social en nuestro país y a no instalar un ánimo y una sensación de impunidad, tal como lo busca dicha propuesta”.

Al respecto, el subjefe de la bancada gremialista (y uno de los firmantes), Gustavo Sanhueza, explicó que “quisimos dirigirnos al Papa Francisco porque dentro de los casos ese violencia que se produjeron ese año está la quema de emblemáticas iglesias y también el saqueo de estas que generan un daño increíble (…) Por lo tanto, lo que queremos es que el Papa Francisco pueda tomar conocimiento de que un grupo de legisladores de nuestro país quieren liberar a quienes justamente atentaron contra la libertad de culto y la fe de millones de compatriotas y que con sus actos provocaron una mayor pobreza en nuestro país, destruyendo miles y miles de puestos de trabajo”.

La carta

La carta consta de ocho páginas, y fue suscrita por los diputados Juan Antonio Coloma, Gustavo Sanhueza, Nono Baltolu, Juan Manuel Fuenzalida, Sergio Bobadilla, Enrique van Rysselberghe, Cristián Labbé, Cristhian Moreira, Jorge Alessandri, Juan Manuel Alessandri y Gastón von Mühlenbrock.

En la misiva se incluyeron una serie de imágenes sobre los incendios y destrozos sufridos por templos católicos durante el estallido social, sobre lo que señalan: “Como es posible apreciar, la quema de iglesias y de parroquias emblemáticas en nuestro país no sólo provocaron la destrucción de aquellos recintos religiosos, sino que significaron un acto de sacrilegio y profanación que atentó directamente contra la vida espiritual de los fieles, especialmente de los más vulnerables. Pero además, los atentados incendiarios provocaron un sentimiento de inseguridad mucho mayor en el país, debiendo ser incluso la propia ciudadanía la que tuviera que asumir el resguardo de sus lugares de residencia ante la insuficiencia de personal policial y militar para mantener el orden y la seguridad pública”.

Seguidamente aluden también a los daños materiales en el comercio, transporte público, con sus consecuencias en la vida diaria.

A continuación, sus críticas se enfocan en el proyecto de indulto a los llamados presos de la revuelta, donde indican: “Durante el último año se ha instalado un debate que podría afectar gravemente la estabilidad democrática e institucional de nuestro país, además de generar un innecesario sentimiento de “injusticia” e “impunidad” en nuestra sociedad, especialmente en quienes sufrieron las graves consecuencias de los violentistas que actuaron durante las movilizaciones sociales”.

Añaden: “Nos referimos a un proyecto de ley presentado en diciembre de 2020 por un grupo de senadores que representan a partidos de centroizquierda, y que busca liberar de forma inmediata a las personas que fueron detenidas durante el contexto del estallido social y que actualmente están siendo juzgadas por algunos de los delitos mencionados anteriormente, entre ellos los atentados incendiarios contra los templos religiosos”.

Ante ello, explican que “lo que buscamos, más bien, es reflexionar en torno a la idea de beneficiar, a través de una suerte de indulto, a quienes tanto daño provocaron a las comunidades religiosas, a miles de micro y pequeñas empresas, a sus trabajadores, a las familias que dependen de ellos y, en definitiva, a todo quienes entienden que las diferencias se resuelven a través de los distintos mecanismos democráticos y no por medio de la violencia“.

Por ello, apelan al Sumo Pontífice, recordando algunas de sus frases durante su visita a Chile en 2018, entre ellas “No se puede pedir reconocimiento aniquilando al otro. La violencia termina volviendo mentirosa la causa más justa”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí