La Florida entrega 3500 “botones de pánico” para mejorar la salud de los vecinos con riesgo cardiovascular

0
195

Con esta iniciativa se busca mejorar la calidad de vida de pacientes crónicos a través de dispositivos inteligentes de Claro Chile.

La pandemia del COVID-19 ha impactado la calidad de vida de las personas, sobre todo a las de las personas mayores. Según la encuesta “Calidad de Vida de las Personas Mayores Chilenas durante la Pandemia COVID-19”, realizada por la Universidad Católica, hay un aumento progresivo en los síntomas depresivos y de ansiedad en este grupo etario; cifra que llegó hasta el 52% en el otoño de 2021, siendo una de las principales razones el aislamiento y la sensación de vulnerabilidad. En este contexto, el uso de la tecnología puede ser un gran aliado al entregarles mayor autonomía, seguridad y conectividad a los adultos mayores. 

En ese contexto, la Corporación Municipal de La Florida (Comudef) es una de las instituciones que está distribuyendo progresivamente “botones de pánico” en alianza con Claro Chile. En la práctica, si alguno de los 3.500 vecinos de la comuna con riesgo cardiovascular necesita asistencia médica a su domicilio, solo tiene que activar el botón y enviar una señal que será recepcionada en una central de comunicaciones municipal. Desde allí, coordinarán el llamado a una ambulancia y darán aviso de la situación a los familiares o cuidadores que la persona haya definido previamente.

“La municipalidad de La Florida se ha ido dotando de distintos recursos tecnológicos para apoyar la salud de los vecinos. Pero nos faltaba poder conectarnos con las personas que siempre están en riesgo de sufrir un evento cerebral o cardíaco. Es por eso, que hemos implementado el “Botón de pánico S.O.S Corazón”, que está siendo entregado a hombres y mujeres que tienen problemas graves de salud y que les permitirá acceder de manera rápida y eficiente a atención médica que acudirá en su ayuda en menos de 7 minutos. Minutos que son fundamentales para salvar su vida o los efectos secundarios que un infarto puede dejar”, comenta Rodolfo Carter, alcalde de La Florida.

Por otra parte, para el director de Claro empresas, Francisco Guzmán, “el uso de nuevas herramientas y dispositivos tecnológicos contribuye a la calidad de vida de las personas. En este caso, los botones de pánico son una innovación que permite a los usuarios estar mejor conectados para prevenir o enfrentar distintos tipos de emergencia, sobre todo en un contexto como el actual, donde seguimos en alerta ante las condiciones sanitarias”, explica.

Otras aplicaciones

Además de contribuir a evitar incidentes de salud, los botones de pánico pueden transformarse en una solución para alertar de situaciones de seguridad, como robos o incluso prevenir agresiones y violencia intrafamiliar. Así ocurre en países como México, España y Argentina, donde en algunas localidades son entregados para dar protección a víctimas de maltrato, asegurando el cumplimiento de órdenes de alejamiento. En caso de una emergencia, los dispositivos activan una alarma rápida a la policía, pero también pueden enviar alertas a grupos concretos de contactos y confianza.

Otro uso asociado a estos dispositivos es la prevención de accidentes laborales, sobre todo para el caso de industrias como la minera, donde la seguridad en las faenas es fundamental para llevar a cero las emergencias. En esos casos, los botones de pánico pueden integrarse a sistemas de georreferenciación o incluso pueden utilizarse desde un celular para que los colaboradores puedan mantenerse conectados durante todo el tiempo que estén en terreno. 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí