El portaaviones británico HMS “Queen Elizabeth” se mostró en Yokosuka ante un Japón ansioso de fortalecer un bloque frente a China

0
275


Gran Bretaña mostró el pasado lunes su portaaviones HMS “Queen Elizabeth” al jefe de defensa de Japón en una base naval cerca de Tokio, marcando el inicio de una presencia militar permanente en una región que intenta enfrentarse al creciente poder de China.

El ministro de Defensa de Japón, Nobuo Kishi, y altos comandantes militares japoneses recorrieron el portaaviones, caminando entre los cazas furtivos F-35B en la cubierta mientras los oficiales de la Marina Real explicaban cómo los aviones se lanzaban desde la rampa en la proa.

“Uno de los propósitos de este despliegue es señalar el inicio de un compromiso“, dijo el comodoro Steve Moorhouse en una sesión informativa sobre el barco de 4.150 millones de dólares. “La prominencia de esta región está aumentando significativamente”.

Japón, que también planea volar F-35B de despegue corto y aterrizaje vertical desde dos portahelicópteros convertidos, está tratando de ampliar la cooperación en seguridad más allá de su aliado de EE. UU. para tratar de ayudarlo a enfrentar la influencia china que amenaza a la región, incluida la independencia de Taiwán.

Japón, en un documento de estrategia de defensa reciente, identificó a la vecina China como su principal amenaza a la seguridad nacional y dijo que tiene una “sensación de crisis” con respecto a Taiwán a medida que se intensifica la actividad militar china alrededor de la isla.

“La visita del grupo de ataque de portaaviones británico tiene una gran importancia para mantener y fortalecer un Indo-Pacífico libre y abierto”, dijo Kishi a los periodistas después de su visita al Queen Elizabeth.

Aliado cercano de Estados Unidos, Japón alberga la mayor concentración de fuerzas militares estadounidenses fuera de Estados Unidos, incluida la Séptima Flota de la Marina de los Estados Unidos, aviones y miles de infantes de marina.

China, que ve a Taiwán como una provincia separatista, dice que sus intenciones en la región son pacíficas.

Liderando una flota dos destructores, dos fragatas, un submarino y dos buques de apoyo, el HMS “Queen Elizabeth” zarpó desde Gran Bretaña en mayo y ha navegado por aguas que incluyen el disputado Mar de China Meridional, del cual China reclama el 90%, antes de llegar a Japón el sábado, haciendo la más lejana escala desde su despliegue inaugural.

Viaje del grupo de ataque encabezado por el HMS “Queen Elizabeth”.

En la fuerza de tarea se han incorporado un destructor estadounidense y una fragata de la armada holandesa, además de F-35B estadounidenses, que vuelan junto a aviones furtivos británicos.

Después de que regrese el grupo de ataque del portaaviones “Queen Elizabeth”, dos buques de guerra continuarán la presencia británica en la región, ya que Londres busca una presencia mundial más grande tras su salida de la Unión Europea.

Mientras esté atracado en Yokosuka, que es el puerto base actual del USS “Ronald Reagan”, el único portaaviones desplegado hacia adelante de Washington, el Queen Elizabeth también recibirá visitas de ejecutivos de las principales compañías japonesas mientras el Reino Unido post-Brexit busca generar acuerdos comerciales.

(Con información de Reuters)

(Fotografía principal: Ejercicios anglo japoneses al sur de la isla de Okinawa)

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí