Tras renuncia de cientos de concejales de Hong Kong, otros juran lealtad a Pekín bajo puerta cerrada

0
296

Los concejales de distrito con los únicos funcionarios que los hongkoneses eligen mediante sufragio universal. Se ocupan de temas locales como rutas de autobús, recolección de desechos y áreas de juego, pero también se han convertido en un símbolo de la demanda de los pobladores de tener más peso en el manejo de la ciudad.

A fines de 2019, tras meses de grandes manifestaciones prodemocracia, candidatos opositores críticos con la injerencia de China ganaron por amplia mayoría en las elecciones locales, derrotando a los candidatos progobierno.

El régimen celebra juramentos a puerta cerrada

Pekín respondió con mano dura contra la disidencia y una reforma del sistema político de la ciudad que reduce el número de autoridades electas directamente y veta a los políticos de acuerdo con su “patriotismo”.

Este viernes, los primeros 24 concejales juraron en una ceremonia a puerta cerrada, según el gobierno. Este tipo de ceremonias se ha celebrado en otros sectores, como servidores civiles, funcionarios del gobierno y legisladores. Sin embargo, incluso quienes prestan el juramento pueden ser descalificados.

Bajo las nuevas reglas impuestas este año por Pekín, un comité de seguridad nacional puede descalificar a cualquiera que sea considerado “anti-China” o desleal. “Si tenemos dudas del juramento de ciertos concejales o no podemos confiar totalmente si han jurado lealtad y alianza, les damos la oportunidad de explicarse”, indicó esta semana la jefa del gobierno de Hong Kong, Carrie Lam.

Quienes no juren lealtad a Pekín perderá su escaño

“Si sus juramentos son finalmente invalidados, serán descalificados”, agregó. Unos 180 concejales de distrito deben prestar juramento las próximas semanas, y quienes se niegan a hacerlo perderán sus escaños. Ante ello, una mayoría de los concejales electos optaron por renunciar antes de adherir al proceso.

“Quieren eliminar el bando prodemocracia en Hong Kong”, comentó a AFP la exconcejala Debbie Chan, quien renunció en julio. Tras las protestas de 2019, China impuso una ley de seguridad nacional que criminaliza gran parte de la disidencia. Varios concejales de distrito han sido acusados de crímenes de seguridad nacional y otros huyeron al exterior.

(Con información de Deutsche Welle)

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí