EEUU, Reino Unido y Australia anuncian asociación militar ‘histórica’ que apunta a la amenaza de China

El pacto Aukus proporcionará tecnología de submarinos nucleares para que Australia 'mejore la disuasión en el Indo-Pacífico', según se señaló desde la Casa Blanca.

0
400

El primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció este miércoles que su país adquirirá submarinos de propulsión nuclear como parte de una nueva asociación en la región del Indo-Pacífico con Estados Unidos y Gran Bretaña.

“La primera iniciativa importante de Aukus (nombre del nuevo pacto tripartito) será entregar una flota de submarinos de propulsión nuclear a Australia“, afirmó en una videoconferencia con el primer ministro británico Boris Johnson, y con el presidente Joe Biden en la Casa Blanca, mientras este último presentó el nuevo acuerdo.

La alianza, que apunta a China, tiene como objetivo “impulsar la cooperación en muchas áreas nuevas”, como la inteligencia artificial, las tecnologías cuánticas y las capacidades submarinas

Los equipos de los tres países trabajarán durante dieciocho meses para “identificar el mejor enfoque” para satisfacer el deseo de Australia de adquirir submarinos de propulsión nuclear, que Washington  ha subrayado que no se trata de armas nucleares.

“Quiero dejar muy claro que no estamos hablando de submarinos con armas nucleares. Estos son submarinos convencionalmente armados que están potenciados por reactores nucleares. Es una tecnología probada, y es segura”, garantizó Biden.

Biden endurece la guerra fría con China

“El único país con el que Estados Unidos ha compartido este tipo de tecnología de propulsión nuclear es Gran Bretaña desde 1958. Esta es una decisión fundamental. Vinculará a Australia, Estados Unidos y Gran Bretaña durante generaciones“, ha explicado una fuente estadounidense.

Joe Biden viene repitiendo desde su elección que tiene la intención de confrontar con  China, como su predecesor Donald Trump, pero de una manera muy diferente, sin encerrarse en un encuentro cara a cara. Quiere jugar al juego de las alianzas tanto como sea posible.

El mandatario estadounidense también reunirá el 24 de setiembre en Washington a los primeros ministros de Australia, India y Japón para relanzar un formato diplomático, el “Quad”, que llevaba varios años estancado, pero que durante el último año ha cobrado nuevos bríos tras la beligerante diplomacia china, las renovación de ejercicios militares conjuntos, y la búsqueda de India de alianzas sólidas ante las amenazas de Beijing.

Peligra el acuerdo del siglo de la industria militar francesa

Pero el anuncio de este miércoles implicó por contrapartida el serio riesgo de enfriar la naciente alianza franco-australiano y podría torpedear un enorme acuerdo de construcción naval entre Canberra y París, el llamado “contrato del siglo” para la industria militar francesa.

Australia debería cancelar, según la prensa australiana, el pedido gigantesco de submarinos convencionales del Estado francés, y que el presidente Emmanuel Macron se ha comprometido a defender.

El marco firmado en 2016 por Australia prevé la construcción de 12 submarinos de clase de ataque con propulsión convencional, diseñados a partir de los submarinos de ataque nuclear franceses Barracuda. El coste total del programa, del que es responsable el Grupo Naval Francés, asciende a 31.000 millones de euros. El acuerdo, de todas formas, ha sufrido duros golpes previos, debido al aumento de los costos, discrepancias en la transferencia tecnológica y cumplimiento de los plazos fijados.

El cambio radical de Canberra podría infligir un revés importante a la estrategia implementada por el presidente francés para la zona del Indo-Pacífico, basada en estrechas asociaciones con India y Australia.

(Foto principal: submarino clase Collins de la Royal Australian Navy)

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí