Chile y 10 países latinoamericanos protestan por subasta de piezas precolombinas en Múnich

La subasta en Múnich que hará la casa Gerhard Hirsch Nachfolger consta de más de 320 objetos de arte precolombino.

0
382

Representantes diplomáticos de once países latinoamericanos protestan en Berlín contra la subasta en Múnich que hará en la casa Gerhard Hirsch Nachfolger de más de 320 objetos de arte precolombino, porque “lesiona gravemente” derechos fundamentales de sus pueblos.

Las piezas, algunas de ellas con más de dos mil años de antigüedad y según los diplomáticos, de 7 países latinoamericanos, que intentaron que la venta no se celebre.

Los representantes de México, Chile, Venezuela, Cuba, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Perú, Colombia, Ecuador y El Salvador pidieron a la casa de subastas la suspensión de la venta y, a las autoridades alemanas, para que intervengan.

“Desafortunadamente observamos que no se ha progresado lo suficiente”, dijo la Embajadora salvadoreña, Florencia Vilanova, en representación de los países de Latinoamérica y el Caribe (Grulac) y en resumen de sus gestiones para detener la venta de los objetos.

“Esta no es la primera vez que se pretende realizar este tipo de subastas en Alemania o en otras partes de Europa. Lamentablemente, nos tememos que tampoco será la última”, agregó Vilanova en un comunicado conjunto que leyó ante los medios. Una subasta similar tuvo lugar en Francia en 2019.

Los embajadores apelaron a las “múltiples declaraciones, artículos y acciones” en Alemania con motivo de la inauguración, este miércoles en Berlín, de las exposiciones de etnología y arte asiático del Humboldt Forum, en el que las autoridades alemanas abordan el asunto de la restitución de obras obtenidas mediante saqueo durante la colonización germana en África.

Los diplomáticos admitieron que desde el punto de vista legal no ayuda a la paralización de este tipo de eventos comerciales el hecho de que Alemania solo ratificara en 2007 la Convención de la Unesco para prohibir la importación, exportación y transferencia ilícita de bienes culturales, un texto que se firmó en 1970.

Indicaron que este lunes se envió una nota oficial al Ministerio alemán de Exteriores con el llamamiento a que se paralice la subasta de las piezas precolombinas.

Recordaron que en cada uno de sus países los bienes de arte precolombino son patrimonio público desde hace décadas y que la salida de esas piezas de sus territorios solo puede haber sucedido de manera irregular si están en manos privadas o aparecen en subastas como la de Múnich.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí