La historia de Comedy Corp y el uso del humor como estrategia de cambio

0
176

Comenzó como un pequeño emprendimiento, pero fue ambicioso. De no ser así, su directora ejecutiva no habría logrado una de sus metas: romper con los paradigmas que, como sociedad, tenemos respecto al uso del humor como estrategia de cambio y generadora de emociones positivas.

A pesar de que existe cierta esperanza en iniciar un negocio propio, no siempre es fácil emprender. Y lo es más difícil aún cuando lo que se está ofreciendo no es un producto –el que podemos ver, tocar, probar- sino un servicio en el ámbito de la consultoría. Eso es lo que hace Comedy Corp, que ya se posicionó como una consultora que transforma personas y organizaciones, usando el humor como estrategia movilizadora.

La historia de Javiera Correa, su directora ejecutiva, fue de mucha visión. Esta ingeniera comercial de profesión siempre fue apasionada por el arte y el teatro, especialmente en el humor y la comedia. Por ello, estudió y practicó, de forma amateur, por 8 años sus distintas expresiones: Improvisación Teatral, Stand-up Comedy, Bouffon, Clown y Máscaras. Comenzó un proceso de transformación personal desde el que me generaba el desarrollo de mi sentido del humor tan relevante, que sintió que era justo y necesario poder aplicarlo también en el ámbito laboral en el que se estaba desempeñando como facilitadora y consultora. 

“Mi familia y mis amigos me preguntaban por qué gastaba tanto tiempo y plata en algo que finalmente no me servía para nada, pero era y sigue siendo mi pasión y además mi intuición me decía que era lo que tenía que hacer. Un par de años después, renuncié a mi trabajo formal y empecé a relatar talleres en comunicación y creatividad para diferentes organizaciones: era la mezcla perfecta entre mi parte comercial, de coach, el teatro y humor”, comenta Javiera.

De esa decisión han pasado ya 3 años. Hoy Comedy Corp se consolida como una empresa de diseño estratégico para el desarrollo humano y organizacional, enfocada en mejorar la comunicación, climas laborales e impulsar la creatividad. Este crecimiento se debe también a la incorporación de su hermano Álvaro, periodista que venía del mundo de la televisión y amplió los servicios que la consultora estaba prestando. También se fueron incorporando más de 20 personas que nos colaboran en la realización de nuestras conferencias, charlas, talleres, coaching y eventos, desde consultores españoles especializados en humor laboral, hasta el Master Bouffon Teacher del Cirque du Soleil Massimo Agostinelliy el divulgador científico Gabriel León.

“Una de las principales barreras al momento de trabajar con una organización son los paradigmas aún instalados en la cultura empresarial chilena, eso de que el humor se trata de contar chistes y no puede ser tomado como algo serio o profundo.Pero esto cambia cuando les explicamos que el desarrollo de una mentalidad y comunicación que incorpora el humor,nos permite afrontar el dolor y comprender los cambios, entregándonos una perspectiva optimista, flexible y creativa para salir adelante. Es por esto, que los clientesya se están abriendo, poco a poco, a incorporar nuevas metodologías innovadoras y disruptivas. Además, según mi experiencia, se están dando cuenta que su uso estratégico es muy efectivo a la hora de aumentar la productividad de sus equipos”,asegura.

Y es justamente ese uno de los propósitos de Javiera al crear Comedy Corp, después de haber estudiado con Tony Robbins, el coach n°1 del mundo; cambiar estos paradigmas, dando a conocer estudios como los de la universidad de Stanford, que tiene un área en su Escuela de Negocios sólo dedicada a estudiar los beneficios del uso del humor en las organizaciones. Algunas de sus principales conclusiones son que al luego de exponerse al humor, se duplica la resolución de desafíos creativos y al aplicarlo en una presentación de ventas, los clientes están dispuestos a pagar un 18% más por el producto o servicio ofrecido. Por otro lado, las empresas que tienen en su cultura el sentido del humor como valor tienen en promedio un 15% de colaboradores más comprometidos que las que no lo incorporan. Y con respecto a los líderes, los que lo usan en su comunicación, son un 27% más valorados y admirados por sus equipos, crean lazos de confianza, fomentan la innovación y son capaces de mantener emociones positivas en sus colaboradores por más tiempo, entre otros beneficios.

“Siento que, en mi trabajo con diferentes organizaciones, era necesario desarrollar la capacidad de adaptarnos rápidamente a los cambios, donde las habilidades sociales ya desplazaron a los conocimientos técnicos y están tomando cada vez más relevancia, y en esto, el desarrollo del sentido del humor es una herramienta muy poderosa”,finaliza. 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí