Investigación revela preocupantes cifras de ingesta de bebidas azucaradas durante el confinamiento

0
191

La académica investigadora de la Escuela de Nutrición y Dietética del Campus La Florida, Leslie Landaeta, es parte de la investigación “Consumo de bebidas azucaradas durante la pandemia por Covid-19 en doce países iberoamericanos: Un estudio transversal”.

El artículo, indexado en Scielo, tuvo como objetivo evaluar el consumo de bebidas azucaradas (BA) durante el confinamiento por la pandemia por Covid-19 y su relación con factores sociodemográficos y dietéticos.

El estudio multicéntrico, se realizó a través de un cuestionario online de consumo de alimentos e indicadores sociodemográficos realizados a residentes en 12 países: Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Guatemala, México, Perú, Paraguay, Panamá y Uruguay.

Con el análisis de 10.573 cuestionarios, se llegó a la conclusión que en todos los países se produjo un bajo consumo de BA; por ejemplo, varió de un 89,0% en Colombia a un 64,2% en Paraguay.

Con respecto al consumo de BA por sexo, los resultados permitieron identificar que el 78,0% de las mujeres tuvieron un consumo bajo versus un 69,2% de los hombres. Mientras que, por edad, las frecuencias de consumo de BA fueron similares según grupo etario: los participantes en el rango de 40 a 59 años presentaron un 14,5% para la categoría de consumo excesivo versus un 13,9% para encuestados de entre 8 a 39 años.

Otro de los análisis realizados a partir de las respuestas de los cuestionarios estuvo enfocado en el peso corporal y la relación con el consumo de bebidas azucaradas. A partir de un autoreporte, un 82,0% que dijo haber bajado de peso, tuvo un bajo consumo de BA versus un 69,5% de aquellos que aumentaron de peso.

“En autoreporte de cambio de tamaño de porciones, un 80,5% que reportó haber disminuido el tamaño tuvo bajo consumo de BA versus un 69,3% de las personas que reportaron haber aumentado la porción, un 19,3% de estos últimos reportaron un consumo excesivo de BA versus un 10,0 del grupo que reportó haber disminuido las porciones de alimentos”, agregó el documento.

Como discusión final, los autores de la investigación afirman que “las mujeres y los mayores de 60 años fueron en su mayoría de la categoría de bajo consumo de BA. Dentro de la categoría de consumo excesivo, los de nivel educativo primario fueron los de mayor proporción. Las personas que reportaron un aumento de peso corporal tuvieron un mayor porcentaje de consumo excesivo de BA. Las variables que influyen en un consumo elevado de BA son sexo masculino, tener entre 40 y 59 años, tener nivel educacional primario, el aumento de peso y presentar cambios en la dieta”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí