Gracias a un trabajo entre migrantes e ilustradores del Biobío nace el libro “Mi Historia de Mundo”

0
141

Gracias a un trabajo entre migrantes e ilustradores del Biobío nace el libro “Mi Historia de Mundo” 

La actividad de lanzamiento se realizó a través de plataformas digitales y contó con la presencia de escritores e ilustradores de la publicación, así como representantes de las instituciones involucradas en el proyecto.  

  • 160 libros impresos serán entregados a los autores y a las 41 bibliotecas públicas de la región, también estará la opción de descargarlo en formato digital desde la página de www.cultura.gob.cl/biobio

Como una forma de visibilizar la diversidad cultural de las personas migrantes en la región del Biobío, se publicó el libro ilustrado “Mi historia de Mundo”, fruto de un proyecto colaborativo entre Fundación Trabajo Para un Hermano y la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través del Plan Nacional de la Lectura.  

Con un lanzamiento a través d Como una forma de visibilizar la diversidad cultural de las personas migrantes en la región del Biobío, se publicó el libro ilustrado “Mi historia de Mundo”, fruto de un proyecto colaborativo entre Fundación Trabajo Para un Hermano y la Secretaría Regional Ministerial de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, a través del Plan Nacional de la Lectura.  

Con un lanzamiento a través d e plataformas digitales, en donde participaron los involucrados del proyecto, la Seremi de Cultura, Carolina Tapia, manifestó que no podía dejar de saludar y agradecer a todos por haber confiado en esta iniciativa, “siento que esta publicación nos abre un aspecto íntimo, es un testimonio vivo del proceso emocional y de los cambios que involucra migrar del país natal a otro, por distintas razones. Estoy emocionada con el resultado del libro, porque además estéticamente es precioso.” 

Por su parte, María Fierro Andreu, Presidenta del Directorio de Trabajo Para un Hermano dijo estar contenta de poder concretar este sueño: “La fundación ha tenido una vinculación con el tema de la migración, por lo tanto, los aportes que podamos hacer a la cultura son desde una mirada integradora. De una u otra forma todos hemos migrado de ciudad, de región, de país, de continente; muchos de nosotros, si miramos nuestros apellidos, nos damos cuenta que somos herederos de culturas distintas y que desde esa herencia es que construimos lo que hoy día tenemos. Por lo tanto, todo lo que está ocurriendo hoy es triste y doloroso, porque desconocemos al ser humano como un legítimo otro. Este libro es un pequeño aporte que esperamos se multiplique.” 

Para abordar este trabajo, durante los meses de abril y mayo, 15 migrantes que residen en la región del Biobío participaron en un Laboratorio de Escritura, donde pudieron explorar formas de narrar sus historias. Luego, se invitó a 15 ilustradores locales a dar vida a estos relatos, lo que dio como resultado este libro de cuentos que muestra las costumbres y tradiciones de otros países latinoamericanos; así como también las experiencias y las emociones que significan el trasladarse a una nación distinta. En este libro de relatos se pueden encontrar tres historias plasmadas en cuentos infantiles, de personas de Venezuela, Perú, Haití, Colombia y Ecuador, que por distintos motivos debieron emigrar de sus países de origen.  

El libro Mi Historia de Mundo permite visibilizar la creciente multiculturalidad regional y poner en valor la importancia del intercambio cultural mediante este trabajo creativo entre migrantes e ilustradores de la región. Ángela Jarpa, una de las artistas y quien dio vida al cuento Nuevamente en casa, de la haitiana Nathalie Saintilme, comentó cómo fue la experiencia de participar de este proyecto: “Conversé con Nathalie para saber cómo esperaba que fuera la ilustración. Me concentré en representarla más que a otros personajes, porque creo que lo que ella vivió fue una desconexión de su realidad cuando cambió de país, al cambiar de idioma y conocer gente nueva, imaginé que todo era más abstracto. Quizá ella no va a parar acá, va a llevarse esa vivencia por el mundo y eso es lo bonito de ser migrante: conocer, descubrir y re- encantarse.”   

María Paula, de Ecuador, y quien escribió el cuento Colores de Cordillera, comentó la alegría de verlos a todos, ya que en los Laboratorios de Escritura se generó un clima de conversación que logró pasar a ser parte de la rutina. “Creo que fue un desafío pensar en escribir un cuento infantil, en que lo leerán niños y niñas, y lograr conectar con las emociones y vivencias propias, hacerlo de una forma más universal, que llegará a otros migrantes. Al final nos dimos cuenta que es una misma historia de distintas formas y eso fue muy especial.”  

Versión edición digital: https://issuu.com/culturabiobio/docs/mi_historia_de_mundo 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí