La jugada del retiro del 100% para tapar el desastre comunicacional de Sichel

El candidato se colgó de la propuesta que el diputado UDI Jorge Alessandri viene impulsando hace un tiempo como alternativa a los sucesivos retiros de 10% de los fondos previsionales. Hasta Por ahora, la iniciativa logró recuperar impacto, pero la imagen del aspirante presidencial sigue hundiéndose.

0
200

Fueron varios días en los que el candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, eludió referirse al constante asedio de la prensa y sus contrincantes acerca de si había o no efectuado un retiro desde sus fondos previsionales amparado por las leyes aprobadas en el Congreso que permitían tal maniobra, y que él mismo ha atacado virulentamente como aspirante al sillón presidencial.

Pero tras producirse el grotesco descalabro de su estrategia al verse obligado hoy a reconocer que sí había efectuado dicho retiro, llamó la atención que lo hiciera encapsulando sus palabras con un inesperado apoyo a una iniciativa que durante ya largo tiempo viene impulsando infructuosamente el diputado de la UDI Jorge Alessandri, sobre el retiro del 100% de los ahorros previsionales.

El 100% del retiro es el único camino que queda de aprobarse este cuarto retiro porque es una irresponsabilidad que aquellos que no pueden financiar su programa de Gobierno, como Gabriel Boric, o aquellos que explícitamente han dicho que quieren expropiar nuestros fondos previsionales, quieran quedarse con nuestros ahorros previsionales para garantizar programas de Gobierno inviables”, señaló el candidato presidencial en un segmento del video en el que reconoció, tardíamente, el haber retirado parte de sus fondos

Pero apenas se conoció la confesión de Sichel, el propio diputado, acompañado por su correligionario Juan Antonio Coloma, se apersonó en La Moneda para reimpulsar, una vez más, su iniciativa, destacando sobre todo el respaldo del candidato oficialista

“Lo que logra este proyecto es salvar los dineros de aquellos que lo miran como un botín político, alejarlos de las garras del populismo (…) para que nunca corras el riesgo de que te lo expropien, nacionalicen o declaren de interés nacional”, dijo el parlamentario, añadiendo que “el candidato Sichel recorre el país, escucha a las personas y, hace algunos días atrás, nos llama y nos dice ‘he escuchado la incertidumbre de muchos chilenos de que eventualmente algún gobierno populista les haga topón para adentro con sus dineros”.

Lo que de momento llama a la duda es saber hace cuánto tiempo exactamente se produjo esta “conversión” de Sichel, quien había sostenido fervientemente su rechazo a cualquier retiro de fondos previsionales, plegándose a la postura del Gobierno en cuanto a calificarla como una “mala política pública”.

Alessandri había presentado este proyecto hace unos meses y se discutió junto con el cuarto retiro de los fondos de pensiones. Sin embargo, en la Comisión de Constitución ambas iniciativas se separaron y el parlamentario lo reingresó al Congreso hace poco más de una semana.

“Nuestro proyecto es distinto, nuestro proyecto te llama a mover la plata, a traspasar la plata, a cuidar la plata en una cuenta más segura hasta los 60 ó 65 años porque sabemos que todos los países necesitan ese colchón de ahorro sobre el que se sostienen, sobre el cuál se pagan los créditos hipotecarios, sobre el cual funciona nuestra economía”, explicó.

La maniobra no se quedó solo en el Palacio Presidencial, ya que Alessandri se trasladó al comando de Sichel donde volvió a explicar detalles generales de su proyecto, respaldando los dichos de la vocera Katherine Martorell, quien durante su fuerte defensa a las declaraciones del candidato, señaló que “se trabajaba en conjunto con los parlamentarios para poder presentar esta nueva alternativa, es decir, cuidar los fondos que son el fruto y trabajo de las personas“.

Un esfuerzo de tapar comunicacionalmente el desaguisado del representante del oficialismo que, al menos hasta ahora, ha fracasado sin atenuantes en su intento, aunque entregó un segundo aire a quienes ven en el retiro del 100% una forma de torpedear los retiros parciales.

Para Sichel, además, este último golpe de timón aparece como una medida desesperada para retener el cada vez más fragmentado ascendiente entre los partidos gobiernistas, cuyos militantes, tras los últimos duros tropiezos, empiezan a inclinarse cada vez más abiertamente por la alternativa de José Antonio Kast.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí