A pocas horas del Pandora Papers se suman pedidos de renuncia y acusación constitucional contra Piñera y se organiza la primera marcha en su contra

Ante este nuevo y escandaloso negocio, las voces de la oposición comenzaron a sonar fuertemente, pidiendo una acusación constitucional en contra del jefe de Estado para sacarlo de la primera magistratura por no tener la “calidad moral” de ostentar un puesto como el de Presidente de la República.

0
247

Luego de conocido la venta que hizo la familia Piñera-Morel de la minera Dominga a Carlos Alberto Délano en las Islas Vírgenes Británicas, en medio de la investigación periodística denominada “Pandora Papers”, la oposición comenzó a afilar los cuchillos para “filetear” al Presidente Sebastián Piñera ya que a pocas horas de conocida la información sigue sumandolas peticiones de renuncia y de acusación constitucional en contra del mandatario que ciempre ha sido cuestioando por su relación entre negocios y políticamente.

Y es que la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas, en el que participaron 600 profesionales de la prensa de 150 medios de comunicación en 117 países, no dejó a nadie indiferentes al revelar los “negociados” e inversiones que cientos de líderes mundiales, políticos poderosos, multimillonarios, celebridades, líderes religiosos, deportistas y narcotraficantes han ocultado en los últimos 25 años.

En ese contexto, Chile no ha estado ajeno a la indignación mundial, ya que aparece nuevamente la figura empresarial del Presidente Sebastián Piñera, ya que los documentos muestran la compraventa en las Islas Vírgenes Británicas (un conocido paraíso fiscal) de la mina Dominga por un valor de US$ 152 millones a su amigo Carlos Alberto “Choclo” Délano, el mismo que fue condenado a un curso de ética en el bullado caso del financiamiento de la política por parte de Penta.

Ante este nuevo y escandaloso negocio, las voces de la oposición comenzaron a sonar fuertemente, pidiendo una acusación constitucional en contra del jefe de Estado para sacarlo de la primera magistratura por no tener la “calidad moral” de ostentar un puesto como el de Presidente de la República. De hecho ya se está convocando a una marcha para peir su renuncia.

El diputado del FRVS, Jaime Mulet, dijo que “voy a pedir la acusación constitucional y la voy a firmar con el mayor gusto, es mi obligación moral hacerlo (…) hay que ir por la acusación constitucional con todo y quiero decirlo con mucha claridad, yo no le tengo miedo y sé que me van a seguir dando muy duro, sé que me van a inventar cosas, sé que van a utilizar cualquier órgano del Estado para dañarme, pero yo voy a seguir cumpliendo con mi deber como chileno. Esto no tiene nombre, Piñera se tiene que ir, tiene que ser acusado constitucionalmente”.

Por su parte, el diputado y presidente de la Comisión de Minería de la Cámara, Esteban Velásquez (FRVS), se sumó a la petición, indicando que lo ocurrido con Piñera “ha demostrado clara y contundentemente que está lejos de tener esas normas básicas de comportamiento para cualquier ciudadano, pero particularmente para un mandatario. Piñera está lejos de cumplir no solo con estas normas, sino que él involucra y en su pensamiento, probablemente, piensa que todos los chilenos actuamos con la sinvergüenzura que él lo está haciendo”.

El Presidente Piñera ha demostrado que tiene todos los fundamentos para una acusación constitucional en su contra y espero que efectivamente hoy día se tenga la fuerza en el Parlamento y en la Cámara de Diputados, especialmente, para que así ocurra”, agregó.

Otro que se ha mostrado sorprendido y molesto por la revelación del negocio hecho por Piñera es el diputado PC, Daniel Núñez, quien calificó como “escandaloso” la compraventa de Dominga, pero a su juicio lo más grave es que la venta de la minera estaba supeditada a que “se solicitaba que estuvieran ya otorgados una serie de permisos ambientales que dependían también directamente del Presidente de la República”.

A su vez, la diputada Daniella Cicardini (PS), también se plegó a la posibilidad de respaldar una acusación constitucional en contra del jefe de Estado “por los gravísimos antecedentes que se conocieron ayer que involucran elusión de impuestos y la utilización de su cargo para concretar un negocio multimillonario con la venta de minera Dominga a cambio de un tesoro de medioambiente de todos los chilenos y chilenas”.

Por su parte, el candidato presidencial del PRO, Marco Enríquez-Ominami, pidió la unidad de la oposición para pedir la renuncia de Piñera, afirmando que “Chile no puede estar en manos de alguien que solamente cuida los negocios familiares y no los intereses de la patria”.

Hoy se vuelve a confirmar que el Presidente de Chile es el Presidente de sus negocios, Sebastián Piñera nuevamente ha fallado, le ha fallado a su pueblo, no ha sido transparente. Hoy se confirman transacciones de decenas de millones de dólares por negocios que tenían y dependían de la decisión del Presidente de la República. Ese conflicto de interés, esa falta de transparencia obliga a la oposición unirnos para exigir su renuncia”, mencionó.

A la acusación constitucional también se sumó el diputado Marcelo Díaz, quien dijo que “la gravedad de esta situación amerita evaluar todas las alternativas, incluida una acusación constitucional en contra del Presidente Sebastián Piñera”.

Mientras que Tomas Hirsch posteó en su cuenta en Twitter que “Yo estoy por una Acusación Constitucional contra Piñera. Evade impuestos en paraísos fiscales y vende con una condición que dependía de él como presidente: que la zona no se convirtiera en reserva nacional. Eso se llama CORRUPCIÓN. NO PUEDE SEGUIR GOBERNANDO”.

Además, el diputado DC, Gabriel Silber, señaló que “no nos vamos a inhibir de ninguna acción de fiscalización, ya sea desde una comisión investigadora o incluso analizar el mérito de una acusación constitucional”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí