Quejas de usuarios obliga a Netflix a introducir advertencia en el episodio 4 de ‘El juego del calamar’

0
406

El cuarto capítulo de serie surcoreana ha tenido que incorporar un cartel avisando a los espectadores fotosensibles por una de sus escenas. Puede producir malestar, fatiga visual, dolores de cabeza e incluso ataques epilépticos.

Si eres nuevo en El juego del calamar y acabas de pasar del primer capítulo de la serie de Netflix te vas a encontrar un pequeño añadido nada más llegar al episodio cuatro. Es una advertencia que la plataforma de streaming se ha visto obligada a incorporar tras recibir múltiples quejas, y no se trata de un “no imites estos juegos en casa”, aunque tampoco deberías intentarlo. La advertencia dice así:

Algunas escenas tienen un efecto estroboscópico que puede afectar a los espectadores sensibles a la luz.

El efecto estroboscópico es un viejo conocido de la televisión asiática, tanto que ha recibido el mayor reconocimiento que puede alcanzar cualquier fenómeno contemporáneo: una referencia en Los Simpson. Consiste en el uso rápido y repetido de varios fogonazos de luz que, como más de 500 niños japoneses pudieron experimentar en 1997 viendo Pokémon -el fatídicamente célebre episodio titulado “Soldado computarizado Porygon-, puede producir malestar, fatiga visual, dolores de cabeza e, incluso, multiplicar por tres la probabilidad de sufrir un ataque epiléptico en la audiencia fotosensible, pérdida de conciencia y ceguera momentánea. 

No es que el cuarto episodio de El juego del calamar tenga un ataque impactrueno como el de Pikachu, pero sí incluye una escena de cuatro minutos -entre el minuto 16 y el 20- de una pelea sangrienta envuelta en luces parpadeantes donde la principal fuente lumínica produce el conocido efecto estroboscópico. 

En cualquier otra serie es posible que esto hubiera pasado desapercibido. Pero El juego del calamar está siendo un éxito inesperado de la plataforma con consecuencias inesperadas. La serie surcoreana sobre un sádico concurso de supervivencia inspirado en los juegos infantiles va camino de convertirse en la serie más vista de la historia de Netflix, ha inundado la red de memes y videos virales, tiene a los fans buscando la historia real en que puede basarse o un disfraz de Halloween de la serie, ha convertido a la actriz Jung HoYeo en toda una influencer y hasta ha destrozado la vida del inocente propietario del número de teléfono que aparece en su primer capítulo. 

Así era imposible que pasaran desapercibidos sus fogonazos de luces. En uno de los tuits que se quejaron del fenómeno un usuario comentaba:

Nadie quiere mirar cortes rápidos, luces parpadeantes y una cámara increíblemente inestable, especialmente cuando se hace ma. Suma los tres y obtendrás una de las peores imágenes que jamás hayas visto.

Fuente: esquire

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí