Llaitul reitera que la reivindicación mapuche continuará y asegura: la “guerra no le conviene a nadie”

El líder de la CAM también aseguró que la organización mapuche que encabeza “no ha matado absolutamente a nadie de las personas con las que tenemos confrontación. Nosotros hacemos sabotaje; no violencia irracional”.

0
127

El líder de la Coordinadora Arauco Malleco, Héctor Llaitul, reafirmó su posición respecto a mantener las reivindicaciones territoriales a pesar de que el Gobierno decretara Estado de Emergencia en la macrozona sur, asegurando además que una “guerra no le conviene a nadie”.

En entrevista con la agencia española EFE, el líder de la resistencia mapuche señala que su grupo actualmente tiene “disposición a establecer algún diálogo en búsqueda de una solución política a un nivel correspondiente porque tenemos razones de fondo”.

Llaitul explicó que “existe un temor profundo a asumir este conflicto de una forma seria y la derecha lo reemplaza por la política del garrote”.

Luego le consultan por las condiciones que debería haber para entablar un diálogo a lo que indica que debería ser con garantías y que también “cuente con la participación de organismos internacionales que tengan una trayectoria en velar por los derechos humanos y por la lucha de los pueblos originarios”.

En esa línea, Llaitul sostiene que los participantes en las conversaciones podrían estar “ligados a la ONU u organismos dependientes de Estados que tengan ciertos compromisos con esos valores y principios establecidos en la declaración universal de Derechos Humanos”.

El líder de la CAM explicó que con este diálogo y con dichos participantes se podría dar cuenta de la realidad que viven las comunidades mapuche en la zona, añadiendo que ese “es el temor que tiene este Estado, porque ellos tienen la función de esconder esa realidad, hacia afuera principalmente”.

Y a renglón seguido asegura que las forestales están “arrinconando comunidades”, realizando “políticas extractivistas en demasía, una devastación del Wallmapu y no da para más”.

Además, advirtió que “en caso contrario, nosotros nos vamos a encontrar nuevamente en el terreno, vamos a hacer la resistencia necesaria para afrontar todo lo que se venga”.

En cuanto a la violencia ocurrida en la zona, Llaitul la justificó con el objetivo de recuperar las tierras ancestrales que actualmente están en manos de empresas forestales.

Nuestro pueblo fue despojado de su territorio en una campaña político-militar de dos Estados: en Argentina se conoce como la Campaña del Desierto, aquí como la Pacificación de La Araucanía. A partir de ese hecho aciago la demanda por recuperación de tierras siempre ha estado presente”, afirmó.

Llaitul también negó que la CAM sea una organización terrorista y de narcotráfico, mencionando que “la CAM no ha matado absolutamente a nadie de las personas con las que tenemos confrontación. Nosotros hacemos sabotaje; no violencia irracional. No atacamos agricultores ni a la sociedad chilena en general. De hecho, en el último tiempo nos han endosado responsabilidad respecto de crímenes en los que no hemos tenido nada que ver y hemos sido muy claros a la hora de negar nuestra participación”.

Asimismo, justifica la violencia que ha ocurrido en la macrozona sur, ya que es “necesaria a la hora de confrontar un sistema de opresión que nos arremete también en un plano de violencia política, no solo a la hora de las persecuciones o la criminalización sino a nivel estructural a la hora de la negación de derechos”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí