JVR: “Chile estaría mejor si hubiera ganado el Rechazo”

"El país estaría mejor si hubiera ganador el Rechazo, porque no era dejar las cosas inmóviles. Era simple y sencillamente hacer los cambios a través de las vías institucionales que existían. Pero no se dio así, la gente lo entendió de una manera distinta y, bueno, hoy día tenemos una Convención que se disfraza de Pikachu”, explica la extimonel del gremialismo.

0
214

A días de que se conmemore el segundo año del estallido social que llevó a la elite política a ceder ciertos privilegios e instaurar una Convención Constitucional para redactar una nueva Carta Magna y dejar en el baúl de los recuerdos a la de Pinochet, la senadora y expresidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, no oculta su desconsuelo con lo que está viviendo el país y asegura que si hubiese ganado el “Rechazo”, Chile estaría mejor.

El proceso está bastante lejos de lo que uno hubiese pensado que iba a ocurrir. El acuerdo fue un hecho en donde la política dio un respiro, demostró que el diálogo y no la violencia es el camino para acercar posiciones. Pero lo que hemos visto con la Convención Constitucional está bastante lejos de eso”, señala a La Tercera la legisladora que ahora va a la reelección para mantener su curul en el Senado, pero ahora por la región de Ñuble.

En ese sentido, Van Rysselberghe sostuvo que “el país estaría mejor si hubiera ganador el Rechazo, porque no era dejar las cosas inmóviles. Era simple y sencillamente hacer los cambios a través de las vías institucionales que existían. Pero no se dio así, la gente lo entendió de una manera distinta y, bueno, hoy día tenemos una Convención que se disfraza de Pikachu”.

La senadora tampoco se arrepiente de haber firmado el acuerdo del 15 de noviembre de 2019 que permitió una salida institucional a la crisis política y social post revueltas, apuntando a que “hay que recordar que Chile se estaba quemando por los cuatro costados, venía una fuga de capitales masiva -eso es lo que los economistas decían- y, por lo tanto, yo sigo creyendo que el diálogo tiene que ser el camino. De repente, uno piensa si era necesario o no el plebiscito de ingreso, y yo sigo pensando que era bueno que la gente que pensaba que no había que cambiar la Constitución tuviese dónde participar”.

La legisladora oficialista también sostiene que hay una polarización de la Convención y apunta a “sectores radicales de izquierda”, ya que “les conviene esto, porque mantienen las conversaciones en un nivel donde es blanco o negro, bueno o malo, o estás conmigo o estás contra mí. Es como lo que le pasó a la “tía Pikachu”: se salió de la revuelta y se puso institucional, probablemente con las mismas ideas que tenía antes, y la funaron. Esa polarización sirve a los que no están institucionalizados”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí