¿Cómo hacer una auditoría SEO de tu sitio web?

0
352

La auditoría SEO es uno de los pilares fundamentales dentro de una correcta estrategia de posicionamiento orgánico. Se trata del primer paso que obligatoriamente debe realizar todo profesional SEO o aquel que aspira a transformarse en uno.

A partir de la caída masiva que se dio en redes sociales y WhatsApp, muchos negocios comenzaron a seguir de cerca las ventajas del Search Engine Optimization. Y la mejor manera de mejorar el posicionamiento orgánico es delegando esta tarea en manos de expertos. Existen muchas agencias de SEO, Growth, Marketing digital, como así también agencias de Link building que están a la altura de las expectativas.

¿Qué es una auditoría SEO?

Se trata de un análisis minucioso y detallado sobre todos los factores de posicionamiento orgánico que repercuten en tu sitio web de buena o mala manera. En definitiva, se trata de un diagnóstico preciso que facilita la detección de errores, cuestiones a optimizar y oportunidades en torno al mercado en el que competís.

Es evidente que sin una auditoría no tendrás una guía sobre cómo proceder, qué hacer y de qué manera hacerlo. A partir de este primer paso sabrás qué estrategias SEO son las más oportunas para los problemas detectados.

Lo ideal es un abordaje integral contemplando todo lo inherente a tu sitio web, como así también generar enlaces en sitios de terceros que resultan vitales para posicionar en primera página de los buscadores como sucede con los servicios de la agencia contenidopatrocinado.com especializada en link building.

Bloques elementales de auditoría SEO

Existen auditorías más o menos profundas. Sin embargo, ninguna auditoría digna de ser puede carecer de: indexabilidad y rastreo, contenido y keywords y backlinks.

Indexabilidad y rastreo

Se trata del análisis de todas las URLs que ya están indexadas en Google y que se ofrecen al usuario dentro de los resultados de búsqueda. Sin dudas que es un factor vital para un posicionamiento orgánico eficaz: todo sitio web deberá contener indexadas las URLs relevantes que son fundamentales para el usuario y aquellas que responden a la intención de búsqueda.

No todas las páginas dentro de tu sitio web son pertinentes. Aquellas con contenido inútil o que no rinda es mejor desindexarlas a través de una etiqueta “No Index”.

Respecto al rastreo, se trata de la lectura que hacen los bots de Google sobre el contenido. Una URL probablemente no sea rastreada y esto mejora el presupuesto de rastreo hacia URLs relevantes. Si tu sitio web es pequeño, no es necesario que hagas demasiado foco en esto, aunque sí es importante manejar el presupuesto de rastreo en sitios grandes que superan las 10.000 URLS como ocurre con los E-Commerce.

Contenido y keywords

Es vital contar con contenido que aporte valor para el usuario. Dentro de la auditoría SEO hay que descubrir las posibilidades de optimización actualizando el propio artículo. Por ejemplo, si realizas un análisis detallado sobre un producto en comparación a otro, actualízalo con la última versión de dicho producto para sacarle el máximo jugo al posicionamiento.

Detrás de la relevancia y el valor para los usuarios hay otros factores que también repercuten sobre el contenido y al fin de cuentas en el SEO: Escaneabilidad, canibalización y contenido duplicado. Recordá que, a mayor valor y relevancia de tu contenido, mejor será la receptividad del usuario y la permanencia del mismo dentro de tu sitio web. Aprovechá para generar enlaces internos entre artículos de una misma temática para mejorar la permanencia del usuario y sacarle algo de jugo al linkjuice.

Respecto a la Escaneabilidad consiste en la facilidad del contenido para ser leído por el usuario en modo de lectura rápida. Para eso es importante apelar a los diferentes encabezados (H1,H2,H3 y H4) para jerarquizar al texto. Las imágenes también son muy importantes y las negritas para resaltar aquellos fragmentos destacados.

El contenido duplicado consiste en aquel que tiene un alto porcentaje de similitud con otro, ya sea dentro de tu sitio web como así también en sitios ajenos al tuyo. Para comprobar esto podés usar siteliner que te dará información sobre contenido duplicado existente en tu sitio web.

Por último, trabajá cada Keyword con una sola URL para evitar el contenido duplicado que repercutirá directamente sobre el posicionamiento orgánico. Caso contrario, tendrás varias URLs para una misma intención de búsqueda que competirán entre sí.

Backlinks

Fundamental dentro de la estrategia SEO, ya que sin enlaces entrantes puede resultar más complejo posicionarte orgánicamente. Todos aquellos enlaces que otros sitios web colocan hacia tu web son vitales. En efecto, la calidad de los enlaces entrantes o de “retroceso” es un factor muy importante de posicionamiento.

Para esta tarea, siempre es mejor contratar una agencia de link building que analice exhaustivamente y de manera experta para determinar los próximos pasos a seguir en la conquista de menciones.

Es importante que sepas que existen diferentes tipos de enlaces como tipo “follow” que traspasan toda la autoridad y “No Follow” que traspasan nula autoridad, pero son igualmente relevantes y contemplados por Google a la hora de darle relevancia y autoridad a tu sitio web. No descartes enlaces no Follow, porque pueden ser muy positivos para tu sitio web, especialmente cuando provienen de un sitio afín o de una temática relevante.

También es importante destacar que un servicio de link building evitará cualquier tipo de penalización sobre la calidad de los enlaces como ocurre con Google Penguin. Adquirir enlaces sin criterio es un grave error que puede poner en jaque cualquier proyecto web.

Monitorear el perfil de enlaces puede ser muy enriquecedor para los especialistas en el tema. Las granjas de enlaces, compra sistemática de enlaces por cantidad y algunos ataques de los competidores (SEO negativo) afectarán a tu sitio web.

Un dato a tener en cuenta es la autoridad. Existen varias herramientas que aportan información al respecto, sin embargo, un dominio que tenga buena autoridad casi siempre posee muchos enlaces y de buena calidad. El PageRank es otra métrica importante, aunque sólo Google conoce a ciencia cierta la relevancia verdadera de un dominio web.

Sin embargo, herramientas como Moz y Ahrefs permiten determinar la autoridad de dominio y el Domain Rating, respectivamente. Ambas métricas suelen ser confiables y te permitirán conocer de manera aproximada la calidad real que tiene tu dominio.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí