Apología al horror

Göring, fue uno de los promotores más importantes del nacional socialismo, así como las atrocidades cometidas durante ese régimen totalitario, entre ellos el asesinato sistemático de miembros de la comunidad judía, así como de otros grupos sociales y opositores al Tercer Reich.

0
2043

El historiador Francisco Sánchez junto al abogado Cristián Parada, se refieren a la publación de El Mercurio en que riió un cuestionado homenaje a Hermann Göring, el siguiente es su análisis:

Durante la jornada del 24 de octubre un reportaje alusivo a Hermann Göring fue publicado en un importante medio de comunicación, siendo una publicación que nos invita a recordar una de las épocas de mayor horror y desenfreno en el siglo XX.  

Es importante resaltar que el personaje en comento fue uno de los promotores más importantes del nacional socialismo, así como las atrocidades cometidas durante ese régimen totalitario, entre ellos el asesinato sistemático de miembros de la comunidad judía, así como de otros grupos sociales y opositores al Tercer Reich.

Creador de la Gestapo, la policía política alemana, fue uno de los promotores de la denominada “noche de los cuchillos largos” y la “noche de los cristales rotos”, en donde miles de opositores políticos y miembros de la comunidad judía fueron asesinados, apropiándose de sus bienes y en masa enviados a campos de exterminio.

Estas formas de acción violenta fueron replicadas posteriormente en la República “Democrática” Alemana, en donde la temida policía política continuaba con la persecución de los detractores del regimen comunista.

Volviendo al reportaje parece mostrar con simpatía su vida, omitiendo o bajando bastante el perfil a las atrocidades que el personaje fue parte y defensor hasta el final, no mostrando ningún atisbo de remordimiento durante los juicios de Nuremberg, ya en periodo de post guerra.

Hermann Göring fue un personaje macabro de la historia del siglo XX, promovió y alentó las atrocidades del Nacional Socialismo y justificaba los totalitarismos, jugando a reemplazar a Dios y determinar las grandezas de un supuesto “pueblo puro”, destruyendo  la vida de millones de personas.

Hoy en donde la democracia está en juego, parece que hay tierra fértil para pensamientos totalitarios, ya sean rojos, amarillos o pardos, en donde las atrocidades cometidas en contra del pueblo judío son minimizadas, nos hace  necesario recordar las atrocidades del holocausto para que este tipo de pensamientos totalitarios no lleguen a tener un espacio de acción en Chile u otro rincón de nuestro mundo.  

Recordar el valor de las personas que lucharon contra las atrocidades de este régimen, al igual que honrar las memorias de quienes fallecieron bajo su yugo, es fundamental para valorar nuestra libertad y no caer en estos juegos de odio alimentados por “una pureza racial” o “lucha de clases” basados en un materialismo histórico que solo refleja odio y resentimiento, desmoronando las bases del humanismo y libertad, los cuales parecen olvidarse entre tanta apología a la violencia y destrucción.

No debemos olvidar que el holocausto y sus víctimas son una realidad innegable, al igual que el fuerte antisemitismo que recorre diferentes lugares del mundo y nuestro país.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí