A casi dos años de la pandemia en Chile se mantiene el aumento por las compras on line del mercado ‘sex shop’

0
254

·         Pioneros de la industria local vieron crecer las ventas digitales en un 100%; también reconocen a un nuevo público: personas más jóvenes y mujeres de tercera edad. En 2020 la marca chilena Secretos de amor trajo el producto más cotizado: un succionador de clítoris que con sus sondas de aire (tecnología “air pleasure”) promete orgasmos distintos y potentes. “Muchos han comprado por primera vez un juguete sexual”, comenta la especialista Ibania Gardilcic, magister en terapia sexual del Centro de Estudios de la Sexualidad-Chile.

No es sorpresa el boom por la adquisición de juguetes sexuales que surgió con las primeras cuarentenas del covid-19. A principios de 2021, la agencia de noticias AFP informó que durante el periodo, en países como Australia, Francia, España, Alemania y Japón, millones de personas compraron al menos un “sex-toy” y que el grupo alemán Wow, triplicó la venta del “Womanizer”, popular estimulador de clítoris, lanzado en 2014 y hoy presente en otras marcas, como en Satisfyer.

En Chile coincide el interés. Si bien la industria sex shop existe hace más de una década, expertos locales confirman una mayor demanda en los dos últimos años. “Los participantes del rubro han aumentado mucho en relación a 15 años atrás. No obstante, es efectivo que a partir del confinamiento se generó un crecimiento más acelerado de un público amplio y diverso; muchas personas han comprado por primera vez un juguete sexual y en nuestro caso, algunas de las populares pócimas. Se han sumado más jóvenes, también parejas, hombres solos y mujeres de edad mayor, tanto en nuestra cuenta de Instagram (@secretosdeamor.cl) como en la visita presencial”, comenta Ibania Gardilcic, una de las  fundadoras de la primera tienda sex shop en Chile (2005), Secretos de Amor; marca con cuatro locales en Santiago.

Gardilcic, fonoaudióloga de la Universidad de Chile y diplomada en sexualidad y terapia sexual del Centro de Estudios de la Sexualidad-Chile, comenta que desde 2020 las ventas por internet de Secretos de amor crecieron en un 100%, incluyendo pedidos de distintos lugares del país. “Es probable que el encierro y el aislamiento provocaran estados físicos y anímicos de los que no estábamos acostumbrados; hubo más tiempo para mirarnos, observar nuestro cuerpo y querer mejorar el placer. También cabe la posibilidad que relaciones de parejas se vieran afectadas y tras ello, algunos hayan cedido de manera natural, sean solos o en pareja, a incorporar productos para la creatividad y disfrute sexual, lo cual es muy sano”, concluye la especialista.

Entre lo más demandado del mercado, la fundadora de Secretos de Amor comenta que están la cosmética y los juguetes eróticos, categorías que representan el 60% del total de las ventas: “En 2020 además incorporamos al catálogo el estimulador de clítoris Satisfyer. Años atrás este producto era un lujo, hoy está disponible en distintos modelos y precios que van desde los $24.990. Son varias las personas y terapeutas que lo compran y agradecen, dicen que les cambió la vida. El Satisfyer estimula el clítoris (sin tocarlo) por medio de ondas de aire vibratorias hasta provocar un orgasmo, el cual por supuesto demora según el autoconocimiento de cada mujer con su cuerpo y los factores subjetivos y contextuales que puedan influir. Hoy las usuarias y en general todos valoran una experiencia sensual centrada en la corporeidad”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí