Kast y Boric en loca y errada carrera a la caza de apoyos y “bendición” de los emblemáticos influencers políticos

En esta loca carrera por tratar de conseguir el guiño de los partidos, tanto Kast como Boric hacen toda clase de contorsiones y ofrecimientos para atraer su apoyo, como si la voz oficial de las cúpulas partidarias fuera un edicto celestial infalible, cosa que hasta el Papado ya derogó tal concepto, es decir los comandos de Boric y Kast son incluso menos evolucionados que el Papado.

0
747

Tanto José Antonio Kast como Gabriel Boric se despliegan para cautivar electores y en su lógica predigital acuden a los “viejos” apoyos emblemáticos que en lenguaje actual son influencers políticos, para la segunda vuelta del 19 de diciembre, pero que en realidad ya no son influencers porque los políticos son los seres más repudiados en Chile y en gran parte del mundo, por lo que estarían cometiendo un error y un horror garrafal, si ambos quieren captar votos deben hacerlo con incluencers de verdad, esos que movilizan virtualmente a cientos de miles de personas, segmentos donde justamente los candidatos No logran llegar.

Así, este miércoles el ex Presidente Ricardo Lagos -tan vilipendiado por RD, el PC y el Frente Amplio en general y desechado por el PS- entregó su apoyo a Boric, asegurando:

“Lo que soy, lo que es mi historia, mi pasado, obviamente que en esta coyuntura tengo que decir Boric (…) No me cabe duda de alguien que es democrático por excelencia, las credenciales democráticas no están en cuestión”, aseguró Lagos Escobar.

En tanto, ayer, el Presidente Piñera -cuyo delfín fue derrotado- optó por el mal camino del intervencionismo electoral al llamar a votar -dicho en entrelíneas- por José Anotio Kast, señalando:

“Creo que hoy día en Chile, y no quiero con esto hacer ningún tipo de intervención electoral, pero yo creo que en Chile hoy día lo que tenemos que proteger es la libertad, la paz, el orden, la tranquilidad, el progreso, la justicia, los derechos humanos y el medio ambiente“, sostuvo Piñera.

Ahora bien, ambos candidatos tratan de convencer a los militantes y simpatizantes de sus respectivos bloques políticos siendo que a quienes verdaderamente tienen que convencer son a ese 51% del padrón electoral que no se motiva a votar, que no está ni ahí con los políticos y que los “influencers” como Piñera o Lagos simplemente son referentes de la vieja política que llevó a Chile al punto en que se encuentra hoy.

En esta lógica, ambos comandos buscan estrategias para atraer la atención del Partido de la Gente y de su caudillo virtual Franco Parisi, cuyos más de 800 mil votos son el objeto de deseo de Boric y Kast. Pero ambos no han entendido el concepto de “democracia digital” que ha instaurado Parisi, y que si no logran entenderlo siplemente se quedarán en el pasado de papel y de la militancia formal en extinción y obviamente si su votos.

Los añejos consejos y juntas de las élites patidarias

En esta loca carrera por tratar de conseguir el guiño de los partidos, tanto Kast como Boric hacen toda clase de contorsiones y ofrecimientos para atraer su apoyo, como si la voz oficial de las cúpulas partidarias fuera un edicto celestial infalible, cosa que hasta el Papado ya erogó tal concepto, es decir los comandos e Boric y Kast son incluso menos evolucionados que el Papado.

Con esta estrategia, partidos como Evópoli se dan el lujo de ningunear al candidato del sector (Kast) señalando que lo apoyara -a regañadientes- pero que por ningún motivo participaran en su gobierno -lo deben encontrar demasiado rasca para ellos- señalando: “Evópoli reafirma que como colectividad formará parte de un proyecto político propio y acuerda que no participará de un eventual gobierno de José Antonio Kast, descartando participar del próximo gobierno en cualquier escenario“.

Para la tarde de este miércoles se espera el pronunciamiento del zigzagueante partido Renovación Nacional, que definirá las condiciones para apoyar a Kast.

Boric está a la espera de lo que diga la Democracia Cristiana -partiddo en vías de extición- y que sigue creyendo que es la principal fuerza política de la centroizquiera, también hará lo mismo el PPD el otro partido que con su actual votación perdería la jefatura de un curso de 45 alumnos, así de “influyentes” son estos patiditos cada vez más chiquitos que viven de las glorias del pasado (recuerda al Ejército de Chile que se ufana de ser vencedor jamás vencido, pero que en la realia ha sido vencio por la corrupción) .

En síntesis, quien realmente puede ser un real inluencer es el propio candidato presidencial, lo demás simple chaya carnavalesca predigital.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí