El díscolo “Cote” Ossandón oficializa su apoyo a Kast y le pide el fin de las AFP

Uno de los puntos que plantea Ossandón en su carta enviada a Kast es el término del sistema de AFP como se conoce, pero también que los adultos mayores que siguen insertos en el mercado laboral no pierdan los beneficios sociales, mantener el INDH y la construcción de un plan nacional en materia de DDHH, entre otros.

0
762

Que el senador Manuel José “Cote” Ossandón defina su voto para el balotaje era un tema de los pasillos del Congreso, de hecho el martes pasado en el Comité RN, los senadores bromeaban en relación a la definición del senador reelecto por Santiago. Pero los senadores conversaron entre ellos y preocupados por la pérdida de impulso de la campaña de Kast decidieron dar su apoyo al abanderado de la derecha conservadora, y lograron lo impensado que Ossandón diga públicamente que apoyará a José Antonio Kast.

El apoyo quedó sellado el miércoles con una puesta en escena de prensa que hará este jueves el senador.

Incluso, fuentes de Infogate.cl confirmaron que el parlamentario oficialista brindaría oficialmente su respaldo al candidato y líder del Partido Republicano.

Incluso, el senador oficialista dio a conocer una carta en la explica su apoyo a Kast, pero le envía un claro mensaje para “dar garantías en temas esenciales como el respeto hacia las mujeres, ninguneadas y denostadas por un diputado electo del Partido Republicano; el acceso a derechos sociales básicos como salud, educación y pensiones; el reconocimiento de que el cambio climático existe y que sí depende de la acción humana, aspecto que el programa original del candidato ha relativizado; el respeto absoluto por los derechos humanos, algo que mucha gente duda debido al apoyo a incondicional que el candidato ha entregado a la dictadura militar“.

En uno de sus puntos, Ossandón establece como segundo punto el fin de las AFPcomo se conoce” como también la división del modelo de gestión administrativa y gestión financiera, el tope a las utilidades de los agentes que administran los recursos ahorrados por los cotizante.

La siguiente es la carta íntegra del “Cote” Ossandón a Kast:

Mi voto por un Chile mejor

Chile parece partido en dos almas, dividido en polos que se enfrentan como si en el largo camino del medio no hubiera ninguna calle que acogiera a quienes no están dentro de esas dos agujas.

El éxito del próximo gobierno se juega en su capacidad de realizar cambios y reformas necesarias y urgentes, pero desde la moderación y el pragmatismo. La elección del 21 de noviembre tuvo un mensaje claro a toda la clase política, incluida a la Convención Constitucional. Es momento de serenarse y terminar con el enfrentamiento, tan notoriamente desatado durante el último tiempo.

El mensaje fue claro. La ciudadanía no quiere violencia. La gente quiere conversación, entendimiento, capacidad de acuerdos y sobre todo cambios sociales, pero en paz. Quiere corregir los defectos del sistema económico, pero no está por refundaciones atolondradas que pongan en riesgo todo lo que hemos avanzado en las últimas cuatro décadas.

La votación del domingo anterior, por lo tanto, supone una gran oportunidad para todos y también para la candidatura de José Antonio Kast. El candidato de Chile Vamos tiene en sus manos la opción de cambiar el rumbo de la derecha. Y dejar atrás un gobierno que no supo escuchar a la gente y cuyo único relato fue creer que el empleo y el crecimiento traería estabilidad política, diagnóstico que el 18 de octubre se preocupó de derribar.

Pero seguir hablando de los errores pasados no nos va a ayudar a construir un mejor futuro, especialmente cuando falta tan poco para la segunda vuelta. Yo aspiro a que Chile sea un mejor país para todos y todas, con desarrollo vigoroso y armonioso, que llegue a todos los rincones del país. Creo honestamente que Boric quiere lo mejor para Chile, pero su proyecto de gobierno nos va a dejar en un peor lugar del que estamos. Porque quiero un mejor país, aspiro a que JAK pueda imponerse en la elección del 19 de diciembre. Aunque hemos tenido grandes diferencias en el pasado, hoy me centro en los puntos que tenemos en común como el orden público, la lucha contra la delincuencia y el narcotráfico, el crecimiento económico y la defensa de la vida. Celebró la empatía que él ha tenido con la ciudadanía en esos temas, la derecha, y Kast, llevamos la delantera.

Pero para ganar una elección presidencial esto no es suficiente, especialmente en una sociedad como la que vivimos, mucho más empoderada y exigente y que clama por mayores índices de justicia social, mejor distribución y acceso a oportunidades reales para todos. Ahí está el verdadero desafío de esta candidatura. JAK tiene la posibilidad histórica de mostrarle al país que los reclamos de la ciudadanía durante el 2019 tenían sustento y que las protestas de las personas no fueron propias de un estallido delictual como mucha gente de mi sector plantea.

No estamos hablando de los repudiables y criminales actos como la quema del metro, ni de los saqueos, ni la destrucción de las pymes. Me refiero a los millones de chilenos que salieron a las calles a reclamar por mejores pensiones, salud digna, fin a los abusos, igual trato frente a la ley, crecimiento económico para todos y educación gratuita y de calidad para todos.

Chile vive un proceso de cambio, no podemos esconder la cabeza. Negarlo sería un error manifiesto y no solo eso, sería dejar la cancha abierta a una izquierda que se siente dueña de los cambios, pero que históricamente ha demostrado ser experta en diagnósticos, pero incapaz de encontrar soluciones reales.

No podemos ni debemos regalarle este espacio de reformas necesarias y posibles a la candidatura de Gabriel Boric. Tenemos que decirles a los chilenos que la agenda social también es nuestra agenda, que no creemos en una sociedad donde cada uno debe rascarse las uñas para sobrevivir, que estamos por mejorar las condiciones de vida de los sectores medios y vulnerables, que queremos igualar la cancha y que no representamos solo a un distrito o una circunscripción.

J.A Kast es hoy sinónimo de orden, seguridad y respeto por las instituciones, pero también debe representar cambio. Aferrarse solo a mantener el orden sin entender lo que la gente clama, especialmente en los sectores populares que me toca representar en Santiago, ahí donde los votos escasean, es ponerse una venda en los ojos.

La derecha que yo quiero ya no está para cegueras ni límites marcados por los grandes poderes. La construcción de un mejor país supone también tomar medidas que, aunque puedan ser duras para los líderes más extremos de nuestro sector, tenemos la obligación moral y ética de plantearlas. Me pregunto por ejemplo si tiene sentido mantener el sistema de las AFP, considerando su deslegitimación. Yo sinceramente creo que no.

No es lo único.

Para que JAK llegue a La Moneda debe dar garantías en temas esenciales como el respeto hacia las mujeres, ninguneadas y denostadas por un diputado electo del Partido Republicano; el acceso a derechos sociales básicos como salud, educación y pensiones; el reconocimiento de que el cambio climático existe y que sí depende de la acción humana, aspecto que el programa original del candidato ha relativizado; el respeto absoluto por los derechos humanos, algo que mucha gente duda debido al apoyo a incondicional que el candidato ha entregado a la dictadura militar. Me detengo en este último punto porque a mi parecer es muy relevante, considerando que una gran parte de la estrategia de JAK es criticar con toda justificación a regímenes totalitarios, dictatoriales y criminales como el de Cuba, Nicaragua y Corea del Norte

Hay mucho en juego como para andar con medias tintas. La gente me conoce y sabe de mi trayectoria. Voy a votar por José Antonio Kast, porque hoy, en contraste con la candidatura de izquierda, es la mejor opción y porque tiene un liderazgo, consistencia, carácter y preparación para enfrentar temas importantes y sentidos para la ciudadanía. El país no se puede exponer a un candidato que hace solo un año dijo que no tenía suficiente preparación para gobernar.

Por lo demás caer en manos del Partido Comunista y del Frente Amplio no es una buena noticia para Chile. Lo que ellos son y representan es sinónimo de retroceso, es revivir la lucha de clases, la intolerancia a pensar diferente, es el peligro de restringir libertades políticas y también poner en jaque otras libertades más básicas como las de enseñanza, culto y hasta las de la propiedad privada.

Hago un llamado a mi sector a que nos pleguemos a esta campaña y que el próximo 19 de diciembre votemos y multipliquemos la presencia en las urnas. Invito a todos a hacer una campaña positiva, basada en las ideas. Las presidenciales no las ganaremos con la receta del miedo y el anticomunismo y sí en cambio con ideas nuevas, que pongan foco en la seguridad, pero bajo el argumento que sin cambios profundos el país no podrá recuperar la estabilidad.  Sé que algunos me van a criticar por poner en evidencia pública algunas de las falencias de la candidatura de JAK. Pero lo hago con plena conciencia y con el convencimiento de que si queremos llegar a La Moneda necesitamos ampliar la base de apoyo y llegar con nuestro mensaje a los votantes más moderados, que resolverán la segunda vuelta presidencial.

Un gran abrazo

Manuel José Ossandón I.

Senador

1. Abusos

– Igualdad de condiciones para poder competir,  y así hacerle frente a la competencia desleal entre supermercados y almacenes, obligando a los proveedores al pago igualitario en tiempo y forma.

– Nuevo Código Penal que castigue con cárcel efectiva a quienes cometan delitos “de cuello y corbata” que afecten la libre competencia, con una agravante cuando se trate de productos o servicios de primera necesidad como gas, medicamentos, harina, leche.

– Concentración de las Industrias, nuestro país es de los pocos países del mundo que permite que un actor sea dueño de múltiples industrias, eliminando la competencia y la verdadera libertad.

– La industria del retail tiene parte de la responsabilidad. Usualmente se ofrecen ofertas sólo para quienes poseen medios de pago asociados a ellas, generando condiciones que hacen que sea muy simple acceder al medio de pago, pero que haga extremadamente costoso salirse de este, se propone que cualquier persona que pague sin cuotas la oferta existente deberá ser admitida sin la obligación de la tarjeta comercial del retail.

– Modificación de la Ley número 20.240, se busca la modificación de las metas institucionales, agregando la responsabilidad de los fiscales de qué es lo que se investiga y el resultado definitivo que esta investigación tuvo. (Sin bono para investigaciones sin sentido).

2. Pensiones y Seguridad Social

– Fin del modelo de las AFP como se conoce, división del modelo de gestión administrativa y gestión financiera, tope a las utilidades de los agentes que administran los recursos ahorrados por los cotizantes.

– Los Adultos Mayores que siguen insertos en el mercado laboral no perderán los beneficios sociales que el Estado entrega.

– Gratuidad de giros de la Cuenta Rut en la Caja Vecina, que el Banco del Estado vuelva a ser el Banco que apoya y protege a los chilenos y chilenas.

3. Salud

Fortalecimiento del sistema público de salud.

– Post natal obligatorio para hombres.

– Eliminar la declaración de salud y las preexistencias, por lo que las aseguradoras deberán ofrecer su plan a todos los afiliados que así lo soliciten.

– Fuero laboral a los trabajadores que padecen de cáncer.

– Mayor financiamiento para programas de rehabilitación de adicciones.

– Medicamentos genéricos de calidad a bajo precio.

4. Medio Ambiente

– Derecho a vivir un ambiente libre de contaminación

– El beneficio económico de extraer los recursos naturales no puede estar por sobre la calidad de vida en las regiones, territorios y municipios, de los ciudadanos.

– El medio ambiente no puede estar solo en un ministerio, debe ser parte integral del país. Así, propongo el ministerio de vivienda, planificación y medio ambiente; el ministerio de obras públicas y agua; ministerio de economía y cambio climático.

– Revisión de las exenciones tributarias a industrias que usan intensivamente recursos naturales.

El agua debe ser un bien nacional de uso público.

-Generar bases para la gestión real del agua. Hoy conservador de bienes raíces tiene información más actualizada que la DGA.

5. Educación

– Asegurar el financiamiento para la sala cuna universal.

– No retroceder en la gratuidad Universitaria y Técnica.

– Revertir discriminación en educación con las personas con capacidades diferentes, que necesitan educación diferenciadas y no merecen ser discriminados, Decreto 170 no será derogado.

6. Delincuencia

– Aumentar penas carcelarias a quienes inciten a menores de edad a cometer delitos.

– Combatir el crimen al interior de las cárceles.

-El Código Penal debe ser revisado y modificado en el sentido de cómo y quiénes componen las unidades penales.

– Gendarmería debe dejar de ser sólo carceleros.

-Nuevo régimen penitenciario diferenciado de reclusión.

Hablamos de por ejemplo: hoy los dormitorio colectivos, deben separar a los condenados de bajo peligrosidad, mientras que los internos más duros deben estar en celdas únicas para que no sigan abusando a los demás presos.

7. Derechos humanos

– Mantener el INDH.

– La construcción de un plan nacional en materia de Derechos Humanos. De esta forma, se garantice que desde la educación primaria se abordará dentro de los planes estudiantiles. Con esto se buscará asegurar una cultura general en la materia desde el inicio de la educación.

8. Transporte

– Garantizar la extensión de la línea 4 del metro a Bajos de Mena”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí