Después de tres décadas en HRW, Vivanco da un paso al costado para “iniciar una nueva etapa”

“Después de casi 30 años, voy a iniciar una nueva etapa. A partir de febrero, dejaré mi trabajo en Human Rights Watch. Es un momento muy difícil para los DDHH en la región. Quiero explorar nuevas formas de hacer este tarea”, señala Vivanco en un posteo en Twitter

0
379

El director de la División de las Américas de Human Rigth Watch (HRW), José Miguel Vivanco, abandona el organismo que lo cobijó por 30 años, argumentando para ello decidir “iniciar una nueva etapa”.

A través de un mensaje colgado en su cuenta de Twitter, Vivanco señala que “Después de casi 30 años, voy a iniciar una nueva etapa. A partir de febrero, dejaré mi trabajo en Human Rights Watch. Es un momento muy difícil para los DDHH en la región. Quiero explorar nuevas formas de hacer este tarea”.

Sin embargo, en una entrevista al diario La Nación de Argentina, el ahora ex miembro de HRW dice que “América Latina está en un muy mal momento, probablemente el peor de los últimos 30 años” en materia de Derechos Humanos y democracia”.

En ese sentido, explica que su deseo es el de “construir sobre lo que he aprendido para ofrecer mi expertise en la solución de conflictos con consecuencias para la vigencia de los Derechos Humanos”. Para ello, adelantó que “habrá que emprender esfuerzos monumentales para defender lo que hemos ganado y, donde sea posible, seguir avanzando. Quiero explorar nuevas formas para trabajar los temas de Derechos Humanos”.

Vivanco explica que HRW es “una organización extraordinaria, altamente profesional”, añadiendo que tuvo todo el respaldo para realizar su función en una región en la que “normalmente se pierden las batallas”.

Sobre su visión de la región y el futuro de la democracia, Vivanco apunta a que no está optimista, pero “tampoco tengo una visión apocalíptica. Yo creo que la principal prioridad es defender lo que tenemos. En este instante, con la precariedad, la debilidad, la falta de consenso, porque no hay consenso, porque estamos fragmentados en cuanto al consenso democractico, la tarea “1A” es defender lo que hemos logrado alcanzar”.

No hay duda que estamos pasando por una mala racha y, sin hablar de las dictaduras consolidadas como Nicaragua o Venezuela, los riesgos que tiene este populismo que galopa, porque no va al trote, va al galope, con todo tipo de banderas, para los derechos básicos y la democracia son enormes. Todo se politiza, todo se ideologiza. Estamos enfrentados nada menos que a eso. Hay que entender que está en juego, en entredicho, la adhesión al sistema democrático, a la democracia representativa”, sostuvo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí