Las habilidades matemáticas responden a las carreras del futuro

0
785

En Chile existe un déficit de 25% de profesionales en el área tecnológica, lo que puede deberse a una formación académica en matemáticas por debajo de los estándares a nivel mundial y que afectaría a la cantidad de profesionales chilenos que opten por las carreras STEM.

A medida que va transcurriendo el tiempo, la tecnología también se va transformando y permite estar a disposición de las personas y por supuesto de las compañías. La inteligencia artificial (IA), es un ejemplo de ello ya que ha tenido un protagonismo y crecimiento importante en el mercado laboral en los últimos años. “Las profesiones STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) serán las más demandadas en el futuro y actualmente no se cuenta con suficientes expertos para cubrir las vacantes laborales de las empresas e instituciones en los próximos años”, afirma Javier Arroyo, cofundador de Smartick, método de aprendizaje virtual.

De hecho, se estima que en Chile existe un déficit de 25% de profesionales en el área tecnológica. Pese a la pandemia y la aceleración en digitalización, la falta de preparación de parte de los profesionales es una preocupación para ámbito académico. ”El mundo entero está en constante cambio, más aún desde estos últimos años, por lo que las áreas de estudio deben ir adaptándose porque esos profesionales serán los que aporten con nuevas y mejores condiciones de vida para todos”, señala el experto.

Por tanto, la educación STEM cada vez día se hace más visible y toma mayor relevancia, ya que comprende las habilidades científicas y socioemocionales que los estudiantes deben desarrollar para incursionar en el mercado laboral del futuro. Para el caso de Latinoamérica, hay poco interés por estas posiciones, pese a que existe una gran demanda de estos perfiles, siendo los que mejor devengan a nivel de una organización.

El cofundador de Smartick hace hincapié en la importancia del aprendizaje del pensamiento computacional, la formación tecnológica y de las matemáticas con el objetivo de estar listos para las profesiones del futuro. En pocos años se va a producir una escasez de trabajadores en sectores relacionados con la inteligencia artificial. “Por eso, iniciativas como el método Smartick, con miles de estudiantes en más de 185 países de todo el mundo permiten, precisamente gracias a la inteligencia artificial, que los niños de 4 a 14 años aprendan matemáticas y coding de forma personalizada para prepararlos desde pequeños a los retos de las nuevas profesiones”, dice Arroyo.

¿Qué papel juega la educación?

Hoy por hoy en los colegios dictan las asignaturas que son indispensables para el aprendizaje de los niños como ciencias, matemáticas, lenguaje, historia, entre otras, que los preparan para la educación secundaria. Sin embargo, cuando los estudiantes finalizan sus estudios, no se encuentran preparados para asumir retos en materia de tecnología y en muchas ocasiones en matemáticas. Así quedó en evidencia con los recientes resultados de la PDT (Prueba de Transición), donde la cantidad de puntajes nacionales descendieron desde 230 el año 2021 a 180 en esta oportunidad, registrando una disminución del 22%. De las principales bajas se evidencia en la asignatura de matemáticas, que el año pasado alcanzó 218, mientras que este año solo llegaron a 144. En ciencias, por su parte, se observaron 27 puntajes nacionales. “Es muy probable que debido a la pandemia y las nuevas formas de aprendizaje a la que los niños y jóvenes se han visto sometidos, los resultados de evaluaciones como esta se hayan visto afectadas. Por eso se hace indispensable comprender de qué manera aprende cada alumno, porque son todos distintos”, indica Arroyo.

Por consiguiente, la inteligencia artificial en muchos ámbitos, como en la educación, permite comprender mejor el perfil de los estudiantes y sus necesidades. De esta manera, es posible crear planes y actividades educativas eficientes e innovadoras que permitan a los jóvenes aprender de manera práctica y teórica al mismo tiempo, agilizar la atención a los estudiantes e incluso detectar posibles casos de abandono escolar para actuar desde la prevención.

El método Smartick, en línea con los retos que afronta la educación, busca apoyar a los estudiantes en sus habilidades escolares desde edades tempranas, gracias a la inteligencia artificial que emplea para hacer de las matemáticas y la comprensión lectora una herramienta determinante para ellos, preparándolos no solo para la vida escolar, sino para las carreras del futuro que requieren de estos skills.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí