La derecha -en su desesperación- vuelve al “jurásico político” e intenta levantar a Evelyn Matthei como líder siendo que a la misma la han desechado varias veces

Ciertamente que Matthei podría haber sido la líder de una derecha más moderna, más humana, más sintonizada con el sentido común, pero su tiempo ya pasó.

0
249
Evelyn Matthei el 3 de mayo 2022 Foto: @evelynmatthei

La falta de liderazgo en la política chilena es más grave que la sequía, pero la mayor sequía la tiene la derecha que no ha logrado tener un líder o lideresa real, excepto con Evelyn Matthei que ha sido permanentemente vilipendia por su propio sector y de hecho en la pasada derrota con José A. Kast también fue objetada y resulta que desde marzo han comenzado a surgir voces que reconocen -ahora- en Evelyn la carta de unidad y liderazgo real que la derecha necesita para estos tiempos aunque el redescubrimiento es algo tardío.

Pero la derecha no se da cuenta, al igual que la izquierda, que las Matthei, los Lavín, los Insulza, los Lagos, los Frei solo representan el JURÁSICO POLÍTICO y nada más alejado de la realidad develando además que no se dan cuenta del abrupto cambio generacional que ha impuesto la era Boric: el electorado ya no quiere a los “viejos y viejas” políticos de la transición.

En esa línea, este domingo la propia Evely Matthei dice -en el último bastión del jurásico (El Mercurio)- algo muy cierto “: “Lo que le falta a la derecha es definir la sociedad en que creemos” y se suma a las críticas a la Convención señalando que “la gente dejó de creerle a los constituyentes“. Pero lo que le alta a la derecha y a la izquierda es detenerse y salir de la zona de confort, abandonar las comodidades palaciegas del Congreso y ver la realidad de su país, algo de lo que ha hablado Matthei pero que no le gusta a los jerarcas de su “sector” que siguen prefiriendo la fórmula de política-negocios tal como ocurrió en la reciente administración Piñera que en sus dos mandatos evidenció que su concepción de conducir el Estado se reduce a administrar una empresa.

Ciertamente que Matthei podría haber sido la líder de una derecha más moderna, más humana, más sintonizada con el sentido común, pero su tiempo ya pasó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí