Preparándonos para la nueva normalidad: cómo las organizaciones están innovando con éxito ante los cambios repentinos

0
136

Por Marcos Razón, director y Gerente General de América Latina de HP Inc.

La disrupción masiva por la pandemia ha provocado un cambio sísmico en el comportamiento del consumidor y su impacto ha llegado a casi todas las industrias. Desde los mercados hasta los procesos y sistemas operativos, el nuevo ambiente híbrido ha cambiado la forma en que las organizaciones —particularmente las compañías de tecnología— gestionan las fuerzas laborales, responden ante las ciber amenazas globales, e incluso atraen a los mejores talentos.

Si bien las economías van encontrando lentamente un nuevo equilibrio, la nueva normalidad requiere que la tecnología haga mucho más que simplemente ponerse al día con el ritmo acelerado del cambio. Para prosperar, la industria necesita desarrollar una resiliencia en tres dimensiones clave de las operaciones para poder hacer frente a las disrupciones que se avecinan: diseñar tecnologías innovadoras, formar una fuerza laboral más resiliente, y gestionar la seguridad en un lugar de trabajo siempre cambiante.

1.       Diseñar tecnología innovadora

Los hábitos de los consumidores cambiaron radicalmente durante la pandemia. La rápida evolución de los deseos de los consumidores por productos, herramientas y servicios más personalizados, digitalizados, sencillos, y sostenibles, persisten todavía gracias a que los consumidores continúan priorizando una mayor comodidad. Con el equivalente de dos décadas de cambio en menos de dos años, los retailers están enfocándose en brindar mejores experiencias de cliente omnicanal.

Sin embargo, perseguir estas tendencias no es suficiente para competir en los mercados de hoy. Las nuevas tecnologías deben ser lo suficientemente flexibles para cumplir con las necesidades cambiantes del consumidor que busca soluciones personalizadas e individualizadas; esto significa que las empresas de tecnología deben cambiar su forma de pensar, pasando de la venta de productos, a la oferta de soluciones basadas en resultados.

2.       Formar una fuerza laboral más resiliente

La pandemia puso la salud mental en el centro de atención al mismo tiempo que prevalecía la unión de los equipos. En tiempos de disrupción, los equipos altamente cohesionados son 37% más propensos a mantener su salud mental en buen estado, según Gartner. Mejorar la colaboración y promover la inclusión a través de las fuerzas de trabajo distribuidas juega un papel clave en el desarrollo de la resiliencia de la fuerza laboral del mañana.

Los cambios en la forma como se desarrollan, comercializan, y venden los productos, junto con el aumento del trabajo híbrido, han presionado a los empleados para que aprendan nuevas habilidades. El año pasado, Gartner descubrió que casi 6 de cada 10 empleados necesitarían desarrollar nuevos conjuntos de habilidades para realizar su trabajo con éxito. En medio de una feroz competencia por los mejores talentos, las organizaciones deben repensar los roles tradicionales que sus empleados han desempeñado e implementar un plan que los capacite para una nueva era digital.

Para que la formación sea eficiente, también debe ser inclusiva. Como parte de este esfuerzo, HP se está moviendo hacia un modelo de contratación que prioriza el talento por encima de la experiencia en la industria, el género, y la edad.

Al repensar los roles y enfoques tradicionales en todas las áreas, desde las prácticas de reclutamiento hasta las ofertas de capacitación, las organizaciones podrán promover una cultura de agilidad e inclusión. Al empoderar a los trabajadores con nuevas habilidades y herramientas de colaboración, las organizaciones crearán una fuerza de trabajo más resiliente.

3.       Gestionar la seguridad en un lugar de trabajo cambiante

Implementar la tecnología y las herramientas de colaboración para los productos y fuerzas laborales resilientes también requerirá un cambio en la forma como las organizaciones piensan sobre la seguridad. A nivel mundial, los presupuestos de seguridad de TI abarcan actualmente el 15% de todo el gasto de los departamentos de TI. Sumado a que el trabajo remoto está ampliando el alcance de las redes corporativas, el 85% de las organizaciones de TI están priorizando la seguridad de punto final.

Durante los últimos 20 años, el Laboratorio de Seguridad de HP ha estado elevando el estándar en esta área, brindando a las empresas el acceso a expertos en ciberseguridad y herramientas de análisis que potencializan los esfuerzos de TI para salvaguardar los activos y datos vitales.

Invertir en estos tipos de productos y servicios de seguridad integrales es un paso fundamental para dotar a los equipos con todo lo necesario a fin de mantener la seguridad en un futuro incierto.

4.       Crear fuerza a través de la resiliencia

Las organizaciones que hacen de la resiliencia una de sus metas centrales a través de estos pilares organizativos clave se encontrarán en una mejor posición para enfrentar los retos de la nueva normalidad hoy y en el mañana. Es imposible predecir los próximos cambios sísmicos, pero las organizaciones que incrementen su flexibilidad, agilidad y resiliencia serán capaces de manejar estos cambios con éxito.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí