Si La Moneda necesitaba excusas para comer las lentejas, guardar las hojitas de laurel y disfrutar las uvas de año nuevo las ha encontrado. El caso Catrillanca y las múltiples aristas, entre ellas que se conocieran los vídeos que, como se dijo en un primer momento, no existían, le costaron la salida al general director de Carabineros Hermes Soto, o al menos eso creíamos.

Una situación más que tensa se vivió desde que se comunicó la “renuncia” de Soto, que se enteró por la prensa que él había dimitido a su cargo y ya le habían aceptado la salida desde el Palacio de Gobierno. Con un whatsapp que mandó a sus cercanos, Soto dijo que “Ellos deben querer que me vaya, pero yo no renuncié”.

Una situación que cada vez se complica más para La Moneda, que ya siente cómo, de regalo navideño, las encuestas van a aportillar la confianza en la gestión del Presidente, Sebastián Piñera.

A esta hora, se mantiene una renuncia entre el ministro del Interior y Seguridad Pública, Andrés Chadwick, con Hermes Soto, quien entró a La Moneda a eso de las 17:20 horas, y se mantiene en conversación con el secretario de Estado, preguntándole sobre la renuncia y cuál será el próximo camino que debe tomar el oficial.

Sin embargo, esta salida no deja contentos a los opositores de Gobierno. El diputado del Frente Amplio, Diego Ibáñez, argumenta que esta renuncia no es suficiente y que hay responsabilidades políticas directas por parte del ministro Chadwick. El opositor de la derecha dura, José Antonio Kast, dijo que la Moneda se arrepentirá de haber sacado a Hermes Soto.

Y ojo, que en La Moneda el silencio llega a ser un cómplice pasivo en toda la situación. Los equipos de audio del Ministerio del Interior están instalados desde primera hora en La Moneda, sin embargo, existen más posibilidades que se llenen de polvo a que exista una vocería a la brevedad explicando esta situación.

Además, podemos mencionar que aunque existan nombres para reemplazar a Soto, el panorama está tan complicado que puede que, al menos hoy, Hermes Soto siga con su cargo y sea el mismo Presidente, Sebastián Piñera, quien deba expulsar de su cargo al oficial.

En caso de hacer esto, mencionar que el Mandatario debe tener la autorización tanto de la Cámara de Diputados como el Senado. En caso de ser así, podemos especular que los votos a favor de la salida de Soto vendrán desde la oposición y no expresamente de parlamentarios de Chile Vamos que siguen apoyando la gestión del que creíamos renunciado director general de Carabineros, Hermes Soto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí