En Infogate venimos publicando la ofensiva argentina por afianzar sus reclamaciones territoriales, a través de la Plataforma Continental Extendida para, por un lado mantener la reclamación sobre las isla del Atlántico Sur bajo soberanía británica y la Antártica, cuya pretensión se superpone a la de Chile y a la de Gran Bretaña, y de paso deja al vecino país con llegada al Pacífico. Así el 24 de julio pasado publicamos: “Senado de Argentina aprueba dos proyectos con nuevos límites por la Plataforma Continental que afecta a la Antártica Chilena que ahora sería argentina

Recordemos que en marzo de 2016 la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas aprobó la petición argentina para ampliar su plataforma en 1,7 millones de metros cuadrados, un 35% más, al extender la demarcación de las 200 millas a las 350 millas. Por cierto Argentina ha ganado la partida ante la incomprensible pasividad del gobierno de turno de Chile.

Por ello es extremadamente relevante la extensa crónica publicada este martes por Clarín de Argentina que titula: El nuevo mapa que ubica a Tierra del Fuego en el centro del país. La Argentina es bicontinental si se contempla el nuevo mapa con la Antártida incluida. Además, se ampliaron los límites externos de la plataforma continental.

A continuación reproducimos íntegramente el texto de Clarín escrito por la periodista Natasha Niebieskikwiat:

Una larga aventura marina de la Argentina en varios capítulos terminó en las últimas semanas con un hecho histórico. No fue estrictamente un viaje como los que recrean las novelas o las películas por el Océano Atlántico sur, el mar que bordea a la Argentina, donde hay una enorme riqueza pesquera y una pintoresca fauna de leones, lobos, elefantes marinos, pingüinos y ballenas. Pero sí involucra directamente a ese mar y a su llamada plataforma continental -que es la prolongación natural del territorio del Estado bajo las aguas- donde se esconden minerales, petróleo, gas y recursos vivos como las especies sedentarias que viven en las piedras y en la arena.

Esta aventura, como rara vez ocurre en el país, es la saga de una política de Estado que caminó por encima de los gobiernos de turno. Empezó en los años ochenta del siglo pasado y siguió con varios hitos ocurridos en 1997, 2009, 2016 y 2020.

El resultado es que la Argentina tiene un nuevo mapa geográfico que incluye a su plataforma continental, un logro enmarcado en la normativa internacional que contempla la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Mar (CONVEMAR). A partir de ahora, ese nuevo mapa estará incluido en toda la cartografía oficial, que se utiliza en colegios e instituciones públicas.

Los límites exteriores de la Argentina: Hitos de una política de Estado

Tal como lo habían prometido a principios de año Alberto Fernández y su canciller, Felipe Solá, el 25 de agosto el Poder Ejecutivo promulgó la ley 27.757 de Espacios Marítimos aprobada el 4 de ese mes por el Congreso Nacional.

Con ella se incorporó como segundo párrafo del artículo 6° de la preexistente ley 23.968 sobre Espacios Marítimos la indicación de que se demarque “el límite exterior de la Plataforma Continental Argentina continental e insular de acuerdo con los puntos de coordenadas geográficas consignados” en un anexo incorporado a la legislación.

Concretamente, se demarcará el nuevo límite exterior de la plataforma continental más allá de las 200 millas marinas (cada milla marina equivale a 1,85 kilómetros),tal como lo autorizó a hacer una comisión de la ONU en 2016 de acuerdo a lo que pudo probar la Argentina tras años de trabajo científico. Se trata de un hecho por el cual, si el Estado así se lo propone, se podrán proteger los derechos de soberanía sobre los recursos del lecho y el subsuelo del mar argentino.

“La ampliación de nuestra plataforma continental, que tiene riquezas enormes, muestra que la Argentina es dos veces más grande como plataforma continental que la Argentina continental”, le dijo aClarín Daniel Filmus, secretario del Área Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur, y quien ahora está a cargo del cumplimiento de lo establecido desde la Cancillería.

Ahora, cuando ya está disponible el nuevo mapa completo de la República Argentina, el funcionario da cuenta de una curiosa forma de leer la geografía nacional. Con la Antártida incorporada al mapa, la Argentina es un país bi continental y, si se la mira en toda su extensión, desde La Quiaca al Polo Sur, cambia el centro geográfico. Provincias que en el mapa tradicional quedaban en el centro de la Argentina, como Córdoba o Santa Fe, pasan a ser provincias del norte y el centro de la Argentina pasaría a ser Ushuaia, en Tierra del Fuego.

“Cuando uno mira también la disputa por Malvinas, se da cuenta de que no se trata solamente de unas islas, sino de una zona de influencia que es riquísima. Hay que decirlo, la zona del Atlántico Sur es una zona ictícola, la reserva de pesca más grande y más importante que hay en el mundo, es una llave a la Antártida y tiene una importancia geopolítica estratégica. Ahí uno entiende por qué el empecinamiento del colonialismo británico de mantener Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur que, como uno puede observar, en lo que hace a la zona económica exclusiva, ocupacasi la mitad de la zona económica exclusiva de nuestro país”, dice Filmus.

En este punto, hay que aclarar que la Comisión de Límites de la Plataforma continental, la instancia que depende del marco regulatorio que estableció la Convención de Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, analizó la extensión de la plataforma continental Argentina, pero no se pronunció sobre los reclamos de plataforma continental alrededor de las islas del Atlántico Sur que están en disputa entre la Argentina y Reino Unido.

Los dos países presentaron su pedido de incorporación de esta zona como plataforma continental. Pero no se le reconoció el espacio ni a los argentinos ni los británicos, lo que al mismo tiempo reconoce la existencia de una disputa. Esa comisión tampoco se pronunció sobre la Antártida, donde numerosos estados reclaman soberanía y en algunos casos con mapas superpuestos, como ocurre con la Argentina, el Reino Unido y Chile.

Entrevistada también por Clarín, Frida Armas Pfirter, la coordinadora de la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (COPLA), explicó que “la prolongación natural del territorio de un Estado bajo el mar es la plataforma continental”. “Desde el principio de la evolución del derecho del Mar, la Argentina y otros países llamados “marginalistas” -porque queríamos que el margen del continente perteneciera a los Estados- decíamos que el Estado tenía derechos y soberanía sobre esa zona bajo el agua y, sobre todo, sobre los recursos de esa zona”.

Argentina creó su Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental en el año 1997.

2 COMENTARIOS

  1. El reclamo de Argentina fue aceptado por las Naciones Unidas, no hay nada ilegal en ello . A Inglaterra no se le reconoce soberanía alguna sobre las islas , ocupan un territorio ilegalmente . Es obvio suponer que Argentina tiene un apoyo importante . Alguna potencia quizás, por ahora nadie lo sabe.

  2. Argentina va para el camino de Venezuela y anda reclamando territorio extranjero, cuando sobrelleven su pobreza y dejen de emigrar a Chile estarán en posición de andar haciendo mapitas sin ningún orden. Apenas tienen para vivir los pobres argentinos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí