Con las cartas echadas sobre la mesa, y con un cambio de última hora en su defensa, el ministro del Interior, Víctor Pérez, afrontará mañana martes una decisiva jornada en la cual podría quedar suspendido de sus funciones si la Sala de la Cámara aprueba la acusación constitucional en su contra.

En dicho contexto, el Presidente Sebastián Piñera, durante una actividad desarrollada este mediodía en San Bernardo, entregó un fuerte respaldó este lunes a titular de Interior, pues “ha cumplido con sus deberes, ha respetado la Constitución y la ley y no ha incurrido en ninguna causal de acusación constitucional”.

Por ello, hizo un desesperado llamado dirigido no solo a los parlamentarios que votarán en la Cámara Baja, sino que también a los senadores que tendrían a su vez que votar en caso de que el libelo sea aprobado mañana la Cámara da luz verde al libelo.

Seguidamente, hizo una fuerte defensa de cara a la jornada de mañana: “Por eso quiero pedirle a todos los diputados y senadores que no acusen a una persona inocente, sin ningún fundamento jurídico, solo por razones políticas, y que piensen que esta seguidilla de acusaciones constitucionales no solo perjudican al Gobierno, le causan un tremendo daño a la política, la sociedad y a todo un país”.

Diputados Evópoli se cuadran con Pérez

Pese al anuncio de este fin de semana por parte de sus parlamentarios por la Región de La Araucanía de “congelar relaciones” con el Ejecutivo, este mismo lunes diputados de Evópoli ratificaron su apoyo al ministro Pérez tanto en La Moneda como a través de redes sociales.

Así, en el Palacio de Gobierno, el jefe de bancada de la tienda de Chile Vamos, Luciano Cruz-Coke, declaró que “desde el primer momento hemos considerado que una novena acusación constitucional, y esta en particular contra el ministro Pérez es inoportuna y no sirve a los intereses que la misma ciudadanía le ha señalado al país a partir del Plebiscito del 25 de octubre”.

La calculadora en pleno

La situación de Pérez se mantiene en la cuerda floja a la hora de contabilizar los votos.

Según Gabriel Ascencio (DC), uno de los principales impulsores de la acusación contra el ministro, solo bastaría salir de las dudas con tres parlamentarios de la oposición “que han manifestado su intención de escuchar la presentación de la acusación antes de tomar decisiones”.

Estos serían el DC Jorge Sabag y los independientes Pedro Velásquez -que votaron en contra de la reciente acusación constitucional al ex ministro de Salud Jaime Mañalich-, y Pablo Lorenzini -que se abstuvo durante el último libelo-.

Así, la oposición tendría 80 de sus 83 votos asegurados, lo que implica un quórum más que suficiente para aprobar la acusación.

“Creo que el Gobierno también está plenamente consciente de que tienen perdida la votación en la Sala de la Cámara, por lo tanto, el esfuerzo y la presión la van a hacer con los senadores”, valoró Ascencio en este escenario..

Por tanto, habría 80 de los 83 votos de oposición asegurados, número con el que se alcanzaría un quórum más que suficiente para que el juicio político avance al Senado.

Sin embargo, una eventual posibilidad para el oficialismo radica en lo advertido por el diputado de Renovación Nacional por La Araucanía, Miguel Mellado, quien adelantó que podría abandonar la Sala durante la votación de este martes , porque aunque la ausencia de un solo parlamentario no modifica el quórum requerido, una eventual sumatoria de inasistencias sí podría reducirlo, debido a que se requiere mayoría de los presentes en la Sala.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí