Si algo ha caracterizado al Ministro de Salú (como pronuncia el propio secretario de Estado y el Presidente), Enrique Paris es su obsesiva puesta en escena simulando un late de TV, y este sábado 2 de enero no fue la excepción, con su ya tradicional discurso en que elogia salameramente a lo equipos de prensa de La Moneda, a la TV y a las Radios, este sábado se dio licencia para politizar sus comentarios con loas y homenajes a las subsecretarias de Salud y de Prevención del Delito, además se dedicó a comentar los editoriales y a emitir juicios de valor sobre los expertos y comentaristas -que analizan por la prensa- la conducción de esta pandemia, y como si fuera poco también se dio el lujo de calificar la prensa distinguiendo entre “prensa buena” y “prensa mala”. ¿Será que este señor ministro quiere una suerte de Dinacos que controle la prensa?

Después de estos preámbulos con frases como esta: “La Pandemia y su manejo ha estado en la lupa. Tenemos que estar todos unidos contra la pandemia”, bastante poco relevantes, dada la gravedad del avance de los contagios, el ministropresentador dio paso a la información realmente importante.

Las cifras de este sábado no son alentadoras dado que el 1 de enero fuero 3.588 casos nuevos y aún no reflejan en su magnitud los efectos de las fiestas de fin de año: 3.338 casos nuevos, elevándose a un total de 615.902 casos oficiales en todo el país y hay que sumar 64 fallecidos que suman un total de 16.724.

Este escenario delicado fue refrendado por el subsecretario de Redes Asistenciales, Alberto Dougnac quien confirmo la preocupación de la prensa ya que: “Hemos visto un incremento en los requerimientos de camas críticas de un orden del 16%. Hacemos un llamado a cuidarse y en especial a personas mayores de 50 años. Existe un compromiso a nivel nacional de incrementar la capacidad hospitalaria”, remató Dougnac, dejando claro que esto debería ser de máximo desvelo para el titular de Salud y no dedicar gran parte de la conferencia de prensa de este sábado a temas políticocontingentes, a comentar la prensa que le cae bien y la que le cae mal, e s decir informar lo realmente importante y no usar la puesta en escena como un show de TV para lucirse con sus supuestas cualidades de presentador de TV amateur.

Cambio de Fase

Pasan de Fase 2 a Fase 3 o Preparación: Alhué, Calera de Tango, Isla de Maipo, Tiltil, Peñaflor, Quilicura, El Monte, La Pintana, Conchalí, Colina, Melipilla, Talagante, Lampa, Recoleta, Huechuraba, San Bernardo, María Pinto, Buin Paine, San Pedro y Pirque.

Pasan o retroceden a Cuarentena: Región del Maule, Romeral y Molina. En la Región del Bíobio: Lota, Coronel Hualpén y Penco. En la Región de Tarapacá: Iquique y Alto Hospicio

Pasan o retroceden a Transición o Fase 2 :Región del Maule, San Clemente. En la Región del Bíobio: Los Álamos.En la Región de Valparaíso: Casablanca, San Antonio, Villa Alemana, Quilpué y La Ligua.

Daza no responde

El diseño de show de TV que impulsó Paris, contempla una ronda de preguntas en que el propio inistro da el pase para que sea respondida por los subsecretarios que participan de su puesta en escena. Este sábado se le pregunto a la subsecretaria Daza por los ichos del director de Metro quien aseguró que :  “Es mucho más seguro andar en Metro que ir a una reunión social”, debido a las aglomeraciones, cantantes y vendedores que atiborran el tren subterráneo capitalino. No hubo respuesta de parte de la elogiada subscretaria Paula Daza quien se limitó a responder con el viejo principio “los Fenicios” señalando que: “En las reuniones sociales es cuando las personas se sacan la mascarilla o comparten alimentos, por eso nos parece importante que se sigan respetando las medidas sanitarias y de autocuidado”.

El ministro Enrique Paris, ha transformado el informe del Manejo del Coronavirus en un show de TV en el que (cree) se luce como presentador y comentarista, con desafortunados juicios de valor a la prensa y a expertos o analistas a los que él llama “comentaristas”, por cierto el ministro no esconde su admiración por la televisión. Así las cosas surge la duda: ¿Será que este señor ministro quiere una suerte de Dinacos que controle la prensa?

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí