La demonización a Fabiola Campillai que no repara en el profundo daño psicológico y físico causado por un agente del Estado

Es entendible que Fabiola Campillay tenga rabia, frustración y desconfianza en las autoridades, la policía y la justicia y su llamado a “destruir” y “quemar todo” solamente puede ser entendido como un llamado de auxilio pidiendo ayuda y justicia, que hasta ahora no ha llegado.

0
1526

Las últimas declaraciones de Fabiola Campillai, luego de conocerse el fallo adverso que dejó en prisión preventiva en su casa al ex carabinero Patricio Maturana, llamando a salir a las calles y destruyamos todo y quememos todoa lo que se suma el ataque al bohemio barrio Lastarria, el viernes por la noche irritó a algunos “termocéfalos” que han tratado a esta mujer que solo pido justicia por lo ocurrido tras el estallido social como “psicópata”, “delincuente” y otros duros calificativos. Pero ninguna personas es capaz por un segundo ponerse en su lugar y decir ¿qué haría yo en su lugar? no se trata de justificarsu llamado, sino que lograr etender el contexto y no quedarse solo en el “titular”.

Pero qué dijo Campillai que causó tanto revuelo en las redes sociales: “Empecemos a salir a las calles de nuevo, así como lo hicieron los jóvenes ayer y hoy día, hasta que haya justicia en este país, para todos, no solo para unos”, dijo luego que la Corte de Apelaciones de San Miguel revocara la prisión preventiva del capitán Maturana, quien sería el responsable de lanzar la bomba lacrimógena que impactó en el rostro de la trabajadora y que la dejó completamente ciega, con pérdida del olfato y el gusto, entre otros problemas fisicos la noche del 26 de noviembre de 2019, mientras aesperaba un bus de acercamineto en un paradero, en San Bernardo, para ir a su trabajo en la empresa Carozzi. 

Incluso agregó que “manifestémonos desde donde estemos, salgamos a las calles y destruyamos todo y quememos todo”.

Sus declaraciones  fueron hechas el viernes pasado y en la tarde noche, un grupo de manifestantes, que protestaba por la liberación de los denominados presos de la revuelta, destruyó varios locales en el barrio Lastarria, provocando la indignación de un sector que revivió los momentos más álgidos después del 18 de octubre de 2019.

Reacciones a favor y en contra

Las declaraciones de Capillai provocaron reacción de inmediato, incluso tras los hechos acontecidos el viernes, como lo expresado por el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, quien señaló que “siempre se ha lamentado lo que le ha ocurrido y queremos decir que siempre se ha colaborado para que en este caso puedan estar todos los antecedentes a disposición de la justicia”.

Incluso, señaló que “también hay que entender que el Estado de derecho opera con la separación de los poderes y uno puede empatizar, obviamente, con la situación que ella ha vivido, pero en democracia deben haber llamados que sean responsables, justamente, con el Estado de derecho”.

En redes sociales, la situación cambia con frases mucho más críticas y duras en contra de Campaillay, como el sarcasmo poco empático de un tuitero llamado “El Gamer Libertario”, quien coloca en su cuenta que “Si Fabiola Campillay pierde en su candidatura al Senado con una muy baja votación… Se podría decir que “No vio ni una”…???”.

O el caso de la constituyente Teresa Marinovic, quien posteó: “Aquí el resultado del llamado de hoy a “quemar y destruir todo””.

O el de “Jhon Wick77” quien apunta a que “Fabiola Campillay es el fiel reflejo de la #IzquierdaMiserable Si quiere quemar todo empezemos por tu casa CTMCara con símbolos sobre la bocaCara con símbolos sobre la bocaCara con símbolos sobre la boca #FabiolaCampillaiDelincuente”.

Sin embargo, en el mismo Twitter también aparecen algunos mensajes defendiendo a Campillay y llamando a tener más empatía respecto a la situación que afecta a la mujer que perdió la visión de sus dos ojos, el olfato y el gusto.

Es el caso de Andres #ChiePlurinacional, quien señala que “Son carepalo ls políticos, critican la violencia del barrio Lastarria, ls dichos de Fabiola Campillay, but llevan + d 30 años ejerciendo violencia contra Chile cn sus lobby secretos, raspados d olla, falta d justicia y derechos para ls pobres. Háganse ver CTMs!!!”.

Negrita escribe que “Mientras no tengamos justicia, seguiremos asi!!! Y te digo justicia para todos lados. Tenemos como autoridades unos corruptos con cero empatia con lo que pasa en el pais.  Porque nunca el gobierno ha sentido empatia con Fabiola Campillay…sera que saben que la cagaron…”.

De verdad esperan una reacción o respuesta diferente de Fabiola Campillay? El Estado violó sus DDHH, la dejó ciega, sin olfato ni gusto cuando iba a trabajar. En casi 2 años no ha habido justicia. Empatía es lo mínimo!”, precisa Fabiola Troncoso Alvarado.

Incluso el propio candidato presidencial y diputado, Gabriel Boric, tuvo palabras de entendimiento, al señalar que “creo que ante el abandono que ha hecho el Estado de Chile, primero en quitarle la vista, después en abandonarla, después en la impunidad en la que se ha desenvuelto que genera tanta frustración, los responsables de que Fabiola no pueda ver, yo no puedo si no hacer el esfuerzo por comprenderla, por empatizar con su rabia“.

La historia de Fabiola

Los hechos que le truncaron la vida a Fabiola Campillai ocurrieron un 26 de noviembre de 2019, cuando iba desde su casa, en la comuna de San Bernardo, hacia su trabajo. Cuando salió de su hogar, un piquete de Carabineros se acercó al lugar donde esperaba la locomoción colectiva y uno de los funcionarios policiales le disparó una bomba lacrimógena que pactó de lleno en su rostro.

El golpe recibido le dejó secuelas irreparables como una ceguera total como también distintos problemas asociados como la carencia del gusto y el olfato, lo que la ha llevado a someterse a diversas operaciones para mejorar su calidad de vida.

El informe del Hospital Barros Luco señala que Fabiola sufrió una “hemorragia intracraneal fronto basal, pequeña fractura de hueso maxilar expuesta y fractura de hueso nasal expuesto, lesión de globo ocular posiblemente con objeto contundente”.

Incluso en una entrevista con radio Biobío señaló que “todavía me queda un poco de llanto, de pena, pero de a poquito va saliendo. También, no sé, tengo como una rabia, porque uno piensa que la gente, no solo la mutilada, sino también la fallecida, no va a tener justicia”.

Luego de conocer cómo será su vida luego del episodio vivido aquel 26 de noviembre de 2019 y lo ocurrido la semana pasada con el ex carabinero inculpado de ser el responsable de truncarle su futuro, es entendible que Fabiola Campillai tenga rabia, frustración, desespernza y nula confianza en las autoridades, la policía y la justicia y su llamado a “destruir” y “quemar todo” solamente puede ser entendido como un llamado de auxilio pidiendo ayuda y justicia, que hasta ahora no ha llegado.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí