La otra polémica con Argentina: Chile se adjudicó en último mapa oficial zona de Campos de Hielo aún sin delimitar

La publicación del decreto que determinó el límite exterior de la plataforma continental chilena austral el pasado viernes implicó una dulce venganza que pasó desapercibida, devolviéndole al vecino país la misma moneda de atribuirse un territorio que aún está en discusión.

1
896

La polémica limítrofe entre Chile y Argentina tomó un inesperado cariz adicional por un detalle pasado por alto en los primeros días tras darse a conocer la determinación oficial por parte de nuestro país del límite exterior de su plataforma continental de 200 millas marinas desde punta Puga a islas Diego Ramírez.

Y es que según dio a conocer el diario argentino Clarín, “conversaciones en estricto off the record con diplomáticos chilenos y argentinos, lo que no se reparó en Buenos Aires es ante otro hecho de alta importancia que demuestra además lo abiertas que siguen las heridas entre dos países que casi van la guerra en 1978 por el conflicto en el Canal de Beagle”.

Seguidamente, el medio rioplatense señaló: “Ocurre que el decreto de Piñera del 23 de agosto pasado sobre la plataforma continental chilena, está acompañado por un mapa de ese país en el que el presidente trasandino oficializó también los límites de la zona de Hielos Continentales/Campos de Hielo Sur, que Argentina no reconoce y que están en realidad pendientes de demarcación“.

Recalca a continuación con especial énfasis: “El litigio ha sido tal que hasta ambos países le dicen de manera diferente: Hielos Continentales en Argentina y Campo de Hielo Sur en Chile”.

Lo que el mapa del último decreto de Piñera hace es eliminar el recuadro tradicional que la cartografía oficial chilena incluyó hasta ahora para indicar que se trata de una zona que es materia de negociación, y en cambio da por sentado sus propios limites de la zona. Así lo reconoció una fuente diplomática en medio del silencio oficial sobre este otro conflicto mientras que las cancillerías de los dos países serán las que intentarán descomprimir la tensión por la plataforma continental”, detalla el diario trasandino.

La mejor prueba de los dichos argentinos quedan en evidencia en los mapas comparados a continuación:

A la izquierda, mapa publicado en el diario oficial el viernes acompañando al DS N°95 del MINREL. A la derecha, mapa oficial publicado por el Instituto Geográfico Militar, indicando la zona pendiente de demarcación, ausente en el mapa anterior.

Hasta el pasado viernes, la postura chilena había sido de estricta observancia legal del acuerdo de demarcación de 1998 del área de Campo de Hielo firmado en Buenos Aires, lo cual se había reflejado en que los mapas oficiales de nuestro país siempre mostraban el cuadrado aclaratorio. Política que nuestro vecino a menudo incumplió en estos años. Solo basta recordar el más reciente de estos casos, este año, cuando el Instituto Geográfico Nacional trasandino promovió la distribución de estos mapas en su sistema escolar.

Y como si se tratara de un hartazgo ante las continuas infracciones rioplatenses en este punto, además de un ultimo año complejo (polémicas por estadísticas Covid, y la Directiva de Política de Defensa Nacional Argentina que proponía el control conjunto del estrecho de Magallanes y el Mar de Drake, de plena soberanía chilena), Chile por primera vez cruzó oficialmente la línea de los mapas en este caso específico.

Clarín infiere que “concretamente, lo que hizo Piñera es eliminar el reconocimiento en su cartografía de que hay una disputa. Hasta ahora en los mapas chilenos oficiales y también en los mapas turísticos, los chilenos mostraban un rectángulo aclarando que el Límite no está demarcado de acuerdo a un Tratado de 1998. El mapa del decreto de Piñera del 23 de agosto ya no lo hace más. Ambos países consideran que poseen alrededor de unos mil kilómetros más de Hielos, depende si se lo ve desde Chile o desde Argentina”.

Recalca también que “tanto Solá (canciller argentino) como el embajador en Santiago de Chile y ex canciller, Rafael Bielsa, se molestaron con este diario por recordar que aparte del encono chileno data de los conflictos que surgieron en ese país guardan relación con la hoy vicepresidenta Cristina Kirchner”.   

“Pero efectivamente es así como lo recuerdan en el país vecino. Por un lado, porque siendo Fernández de Kirchner legisladora por Santa Cruz, y el fallecido ex presidente Néstor Kirchner, gobernador de dicha provincia, se opusieron a los acuerdos por Hielos cuando estos pasaron por el Congreso. En 1998, se opusieron ocho diputados a esa ratificación, entre ellos la después dos veces presidenta”, continúan en el medio.

Finalmente, en esta línea, concluyen: “Pero también ahora, porque en el caso de la plataforma continental, los papeles en Naciones Unidas para extender dicho territorio marítimo se presentaron en 2009, es decir bajo su gobierno. Argentina lo podía hacer desde el punto de vista del derecho internacional, luego la ONU aprobó el pedido de extensión de la plataforma bajo el gobierno de Mauricio Macri y se hizo ley en 2020. Fue en ese momento cuando la cancillería chilena, con aval de todos los sectores políticos de ese país comenzó a reclamar.

Tratado de 1998

Cabe recordar que en 1998, en medio de un histórico proceso de acercamiento bilateral, los presidentes Carlos Menem y Eduardo Frei firmaron un acuerdo por el que se comprometieron en el proceso de resolución del último de la veintena de conflictos limítrofes pendientes entre ambos países en la Zona de Campos de Hielo.

“Las Partes encomiendan a la Comisión Mixta de Límites Chile-Argentina la realización del levantamiento a fin de confeccionar conjuntamente la carta a escala 1:50.000 (…) Dicho levantamiento cartográfico en la mencionada escala constituirá un requisito imprescindible para llevar a cabo la demarcación en el terreno”.

Pese al auspicioso acuerdo, después de 23 años, los limites entre el monte Fitz Roy y el Cerro Daudet siguen sin fijarse, dando pie a conflictos bilaterales como el que hoy les describimos. Y pareciera que no será el último.

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. 1.- En el acuerdo de 1998, entre Chile y Argentina, se establecieron de forma definitiva los límites fronterizos de ambos países en el sector de Campos de Hielos Patagónicos Sur, a excepción de la “Sección B” –comprendida desde el Monte binacional Fitz Roy hasta el Cerro Murallón–, la cual quedó pendiente, entregándose la labor de demarcación definitiva a una “Comisión Mixta de Límites Chile-Argentina”. En la actualidad (año 2021) dicha comisión mixta aún no se reúne, quedando, por tanto, aún pendiente de demarcación fronteriza definitiva la mencionada “sección B”. En otras palabras, estando aún pendiente la demarcación fronteriza en dicho sector, en rigor, dicha sección de Campos de hielo sur no pertenece a nadie.

    2.- No obstante, Argentina, con mala fe, desde siempre no ha respetado el tratado de 1998 puesto que, unilateralmente en sus mapas oficiales, dependientes del Instituto Geográfico Nacional argentino (IGN), establece como territorio propio zonas aún pendiente de demarcación de la “Sección B” de campos de hielo sur.
    (En concreto lo que hace Argentina es tirar una línea horizontal inclinada desde el monte binacional Fitz Roy hacia el occidente hasta alcanzar el cordón montañoso “Mariano”, para luego bajar su línea fronteriza en tramos irregulares hasta el Cerro Murallón)

    3.- Chile, por el contrario, ha respetado el tratado bilateral, puesto que en sus mapas oficiales tan solo señala la zona pendiente de demarcación con un rectángulo, no haciendo ninguna demarcación unilateral de límites territoriales.

    4.- Sin embargo, en agosto de 2021, Chile –en vista de la sinverguenzura y mala fe argentina– ha dejado de utilizar el rectángulo en su cartografía oficial, y ha hecho la demarcación fronteriza considerando sus pretensiones territoriales originales en Campos de Hielo Sur que tenía hasta antes del acuerdo de 1998.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí