Sichel fuera de si mete hasta al Viejo Pascuero en un desesperado intento por defenderse de las críticas, ahora por platas del gas

El candidato reconoció que recibió "aportes como persona natural" asegurando que era imposible de saber los orígenes de cada monto consignado. "Para hacer link respecto de dónde trabajan todas las más de 500 personas que me han aportado, tendría que preguntarle a cada uno dónde trabajan y por qué me aportan", añadió.

0
141

Habiendo perdido la cuenta acerca de la cantidad de veces en que ha debido salir a dar explicaciones esta semana, el candidato presidencial de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, volvió a enfrentar las cámaras para defenderse ante las que califico como “denuncias irresponsables”, tratando de responder a las acusaciones de los supuestos aportes desde empresas gasíferas (y también las previas del sector pesquero).

De entrada, el aspirante al sillón presidencial señaló que “recibí aportes como persona natural”, asegurando que era imposible de saber los orígenes de cada monto consignado.

“Para hacer link respecto de dónde trabajan todas las más de 500 personas que me han aportado, tendría que preguntarle a cada uno dónde trabajan y por qué me aportan”, añadió.

Sobre el emplazamiento de Yasna Provoste en el debate presidencial respecto a si había hecho “lobby por el gas”, el independiente subrayó que “es una mentira. No tenía ni un antecedente de cómo corroborarlo. Ya nos hemos acostumbrado a esa forma de hacer política, diciendo denuncias irresponsables”.

Recalcó además que en su caso “no hay ni una denuncia de nada. Es una campaña que nunca ha estado sujeta a una investigación judicial. Lo que hay es una operación política de la Democracia Cristiana contra una persona que trabajaba en mi campaña que sacó a los corruptos que trabajaban en la Junaeb en su minuto (…) No tenía conocimiento de los hechos, pero además Cristóbal Acevedo —renunciado coordinador de campaña— se va a querellar por esa denuncia. La respuesta la tiene que hacer la persona que tenía conocimiento de esos hechos”.

También ratificó “todo lo que ha dicho Juan José Santa Cruz, miren el caso de corrupción que había en Junaeb y que justo cayeron del partido con eso, vean los nombres. Terminemos el discurso maniqueo, yo ratifico lo que se ha dicho, voy a seguir diciéndolo, sería bueno que en general empecemos a ver las cosas en serio en Chile”.

“Aquí se hacen denuncias irresponsables, sin fundamentos y lo que se transforma esto es finalmente en una persecución de la gente que sale adelante trabajando y de la gente que no ha trabajado del Estado, que sus familiares no le trabajan al Estado”, sostuvo el ex ministro.

Sichel añadió que “le digo a los otros candidatos presidenciales, a Yasna Provoste y a Gabriel Boric, yo no tengo ningún familiar y nunca un familiar mío ha trabajado en el Estado, si me pueden decir lo mismo mañana en ese debate”.

Desesperado contraataque

Asimismo, el candidato contraatacó buscando devolver, de alguna manera, el cúmulo de denuncias que ha recibido estos días, haciendo hincapié en que “lo que ha hecho la ley es permitir aportes transparentes, a cara descubierta y financiar”.

Junto a lo anterior denunció que el estatus de parlamentarios les permiten a Gabriel Boric y Yasna Provoste “hacer campaña con recursos de todos los chilenos“, precisando que “de las otras candidaturas presidenciales hay algunas que dicen que su campaña han recibido aportes por $2 millones. ¿Cómo viajan?, ¿cómo andan los equipos?, ¿cómo circulan en Chile?, ¿cómo avanzan? Conmino a que Yasna Provoste y Gabriel Boric renuncien ahora a su dieta de diputados y senadores. Ellos financian sus campañas con los impuestos de los chilenos, haciendo algo que no deberían hacer. Yo cuando decidí ser candidato presidencial renuncié al Banco Estado”.

Primero por Twitter…

Como ha sucedido las veces anteriores en que ha salido a defenderse (a la misma hora) de las denuncias que lo golpean casi a diario, Sichel precedió su respuesta con una declaración a través de su cuenta personal de Twitter, donde salió a explicar (por enésima vez) que “acordamos como sociedad darnos reglas de financiamiento para las campañas. Existe un registro público y regulado por el Servel, y los aportes son de cientos de personas naturales. Pero, para algunos, el mundo se divide entre buenos y malos, unos pueden aportar y otros no”.

No me pagan $20 millones mensuales como parlamentario mientras hago campaña presidencial, ni tengo a personas contratadas por el Congreso”, agregó.

Finalmente, el candidato oficialista llamó a “hablar de las propuestas” presidenciales. “¿Vamos a hablar de las propuestas de campaña en algún momento? Yo sí, en minutos hablamos de medioambiente”, aseguró.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí