Otro problema por las constantes y torpezas comunicacionales del Gobierno, ya que este jueves se conoce el certificado de defunción -emitido por el Registro Civil-, que espeja las dudas sobre la causa de muerte de Bernardino Piñera, quien fuera sepultado el fin de semana pasado. El Certificado señala que la “causa de muerte:  insuficiencia respiratoria/neumonia por Covid19“, certificado que puede revisar:

Recordemos que el religioso falleció el 21 de junio y al funeral que se realizó el mismo omingo, asisitieron más de 20 personas, entre ellos el Presidente y sobrino del fallecido. El funeral se transformo en un escándalo político por la serie de quebrantamientos a las normas impuestas por el propio Gobierno, obligando a autoridades a salir a defender lo que hoy resulta indefendible.

Así las cosas La Moneda tendrá que salir a explicar -ora vez- este episodio que se suma al caso de la subsecretaria Paula Daza que en chileno simple ocultó información relevante por más de 4 días que su chófer estaba con Covid-19, y cuyo principal argumento -hasta hoy- es decir que “no fue contacto estrecho”, lo que llama profundamente la atención dado que los autos oficiales se autoridades chilenas son estándar y no tienen mucha distancia entre el puesto del conductor y el pasajero, o a menos que Daza este usando un auto con separación con vidrio tipo limusina, lo que no es así, por lo tanto Daza está engañando a la gente con que no es un contacto estrecho.

Veremos si Palacio hace un mea culpa por el bochornoso funeral de Bernardino Piñera ya que claramente es uno de los peores ejemplos de lo que no hay que hacer y finalmente le resta seriedad y credibilidad al propio Gobierno que dicta normas que ni él está dispuesto a cumplir, por lo tanto cómo le van a pedir a la ciudadanía que cumpla las normas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí